Primer Libro de Disciplina (Borrador)

Primer Libro de Disciplina (1560)

 

Para el Gran Consejo de Escocia admitido ahora a [la] regimiento, por la providencia de Dios, y por el consentimiento común de los estados de la misma, sus siervos humildes “honores y ministros de Jesucristo en el mismo deseo la gracia, misericordia y paz de parte de Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, con el aumento continuo del Espíritu Santo.

 

De sus honores que recibió un cargo, fechado en Edimburgo, 29 de abril, en el año de Dios 1560, requiriendo y ordenando nosotros, en el nombre del Eterno Dios, como vamos a responder en su presencia, que se comprometan a la escritura, y en un libro para ofrecer a sus sabidurías nuestros juicios que tocan la reforma de la religión, que hasta ahora, en este ámbito (como en otros), ha sido completamente corrompido. Tras la recepción de lo cual, muchos de nosotros al igual que en esta ciudad se convoque, y en la unidad de la mente no ofrecen a sus sabidurías estas cabezas posteriores de orden común y la uniformidad que se observa en este ámbito, en relación con la doctrina, la administración de los sacramentos, [ elección de los ministros, la provisión para su sustento,] la disciplina eclesiástica y la política de la iglesia: la mayor humildad que requiere sus honores que, como vosotros buscar la participación con Cristo Jesús, que ni vosotros admitir cualquier cosa que clara Palabra de Dios no podrá aprobar, ni aún que debéis rechazar las ordenanzas tales como la equidad, la justicia y la palabra de Dios se especifica. Porque no vamos a obligar a sus sabidurías de nuestros juicios, además de lo que somos capaces de demostrar la misma por las escrituras de fricción de Dios, nosotros debemos humildemente pedir de ustedes, como fuisteis también responderá a la presencia de Dios (ante quien vosotros y nosotros debe aparecer a rendir cuenta de todos nuestros hechos), para que vosotros repudiar nada, porque el placer ni el afecto de los hombres, a las cuales no pueden mejorar mediante la palabra escrita y revelada de Dios.

 

El Head First – De Doctrina

 

Al ver que Cristo Jesús es el que Dios el Padre ha mandado sólo para ser escuchado y seguido de sus ovejas, instamos a que es necesario que su evangelio se predicó abiertamente y verdaderamente en cada iglesia y el montaje de este reino, y que toda la doctrina repugning a el mismo será totalmente suprimida como condenable para la salvación del hombre.

 

La explicación de la primera cabeza

 

No sea que en este nuestro generalidad hombres impíos tener la ocasión de poner reparos, esto le sumamos para explicación. Al predicar el evangelio de, entendemos no sólo las escrituras del Nuevo Testamento, sino también de la anterior: a saber, la ley, los profetas y las historias, en la que Cristo Jesús no es menos figura en figura, que lo tenemos ahora expresado en verdad. Y, por lo tanto, con el apóstol, afirmamos que, Toda la Escritura es inspirada por Dios es provechosa para enseñar, reprender, y para exhortar Tim [2. 3:16]. En los libros de Antiguo y Nuevo Testamento que afirman que todas las cosas necesarias para la instrucción de la iglesia, y para que el hombre de Dios perfecto, se contienen y expresan lo suficiente.

 

Por la doctrina contraria, entendemos todo lo que los hombres, por las leyes, concilios, o constituciones han impuesto sobre las conciencias de los hombres, sin la orden expresa de la palabra de Dios: como ser los votos de castidad, abjurar del matrimonio, la unión del hombre y la mujer prendas de vestir varias y encubierta, a la observación supersticiosa de días de ayuno, la diferencia de la carne de la conciencia bien, la oración por los muertos, y el mantenimiento de fiestas de algunos santos ordenado por el hombre, como todos los que lo han inventado los papistas, como el fiestas (como ellos llaman ellos) de los apóstoles, mártires, vírgenes, de la Navidad, Circuncisión, Epifanía, Purificación, y otras fiestas entrañables de nuestra señora. Qué cosas, porque en las escrituras de Dios no tienen ni mandamiento ni garantía, los juzgamos absolutamente a suprimir de este reino; afirmando, además, que los mantenedores obstinados y maestros de tales abominaciones no deberían escapar el castigo del magistrado civil.

 

El Jefe Segundo – De los Sacramentos

 

Para santo evangelio de Cristo Jesús realmente predicó, lo cual es necesario que sus santos sacramentos se adjuntan, y ministró en verdad, como sellos y confirmaciones visibles de las promesas espirituales contenidos en la palabra. Y son dos, a saber, el bautismo y la Santa Cena del Señor Jesús: que luego son justamente ministerio cuando, por un ministro legítimo, el pueblo, antes de la administración de la misma, se instruyó con claridad y poner en la mente de Dios libre gracia y misericordia ofreció a los penitentes en Cristo Jesús, y cuando las promesas de Dios se ensayan, el fin y el uso de los sacramentos declarado, y que en tal lengua que el pueblo entiende, y cuando más a ellos es nada añadido, de ellos nada disminuido, y en su práctica cambió nada aparte de la institución del Señor Jesús, y la práctica de sus santos apóstoles.

 

Y aunque la Orden de Ginebra [1], que ahora se utiliza en algunos de nuestros Kirks, es suficiente para indicar al lector diligente cómo que estos dos sacramentos ministró con razón puede ser, sin embargo, para una uniformidad que se le mantenga, hemos pensado bien añadir esto como sobreabundante.

 

En el bautismo, reconocemos nada para ser utilizado excepto el elemento agua solamente (que la palabra y la declaración de las promesas que debe preceder, como hemos dicho antes). Por tanto, todo aquel que presume en el bautismo de utilizar el aceite, la sal, cera, saliva, conjuro, o cruzar, acusa a la institución perfecta de Cristo Jesús de imperfección, porque carecía de los inventos ideados por los hombres. Y tal como me atrevería a modificar la ordenanza perfecta de Cristo que debería castigar severamente.

 

La mesa del Señor es entonces más bien servían cuando se aproxima más cerca a la acción de Cristo. Pero, claro está, que en esa cena, Jesús Cristo se sentó con sus discípulos, y por lo tanto juzgamos que sentarse en una mesa es más conveniente que la acción santa, que el pan y el vino debería estar allí, que gracias debe ser determinado; distribución de los mismos hechos, y mandamiento dado que el pan debe ser tomado y comido, y que también todos deben beber de la copa de vino, con la declaración de que lo uno y lo otro es, suponemos que ningún hombre piadoso duda. Cuanto a la error condenable de los papistas, que puede defraudar a la gente común de una parte de ese santo sacramento: a saber, de la copa de la sangre del Señor, suponemos su error sea tan evidente que no necesita refutación. Ni aún la intención de refutar cualquier cosa que en esta nuestra confesión simple, sino ofrecer disputa pública a todos que nada opugnar lista confirmada por nosotros.

 

Que el ministro de partir el pan y distribuir el mismo a aquellos que están junto a él, al mando de los demás, cada uno con respeto y sobriedad, para romper con los demás, pensamos que nighest a la acción de Cristo, y en la práctica perfecta [de los apóstoles], como lo leemos en San Pablo. En qué medida, creemos que es necesario que algunos lugares cómodos de [la] Escrituras se lee, lo que puede llevar en mente la muerte de Cristo Jesús, y el beneficio de la misma. Pues ya que en esa acción que sobre todo debemos recordar la muerte del Señor, juzgamos las Escrituras hacen mención de la misma más apto para agitar nuestras mentes opacas entonces, y en todo momento. Deje que el criterio de los ministros de nombrar a los lugares que se deben leer como piensan bien. ¡Qué tiempos, creemos más conveniente para la administración del uno y del otro de estos sacramentos, serán declarados en la política de la iglesia.

 

Sobre la tercera – Tocar la Abolición de la Idolatría

 

A medida que requieren Cristo Jesús para ser verdaderamente predicado, y sus santos sacramentos ministró a ser correctamente, así que no podemos dejar de exigir la idolatría, con todos los monumentos y lugares de la misma, como abadías, conventos, monkeries, conventos, ermitas, capillas, Kirks catedral, canonjías, colegios (que no sean actualmente son Kirks parroquiales o escuelas), que serán totalmente suprimidas en todos los límites y lugares de este reino (excepto sólo los palacios, mansiones y moradas adyacentes a ellas, con huertos y patios de la misma ): como también que la idolatría puede ser retirado de la presencia de todas las personas, de qué estado o condición que nunca sean, dentro de este ámbito.

 

Para dejar que sus honores ser seguramente persuadido de que cuando idolatría se mantiene o permitido (en el que se puede suprimir), que reinará la ira de Dios, no sólo de la idólatra ciego y obstinado, sino también de los que sufren negligencia [de la misma] , sobre todo si Dios ha armado a sus manos el poder para reprimir tal abominación.

 

Por idolatría, entendemos la misa, la invocación de los santos, la adoración de imágenes, y el mantenimiento y la conservación de la misma y, por último, no todas honor de Dios contenida en su santa palabra.

 

El Jefe Cuarto – Ministros relativa y su elección legal

 

En una iglesia reformada o tendientes a la reforma, nadie debe [a] presumir ya sea para predicar, ni aún a administrar los sacramentos, hasta que ordenadamente se les llama a los mismos. Vocación ordinaria consiste en la elección, el examen y admisión. Y debido a que la elección de los ministros en este maldito papado ha sido objeto de abusos en conjunto, creemos conveniente para suplicar más en gran parte.

 

Se pertenece por las personas, y para todas las congregaciones varias, para elegir a su ministro. Y en caso de que se encuentren en el mismo negligente del espacio de cuarenta días, la mejor iglesia reformada-a saber, la iglesia del superintendente con su consejo, puede presentar a ellos un hombre al que juzga apto para alimentar a la grey de Cristo Jesús, que debe examinarse también en la vida y costumbres, como en la doctrina y el conocimiento.

 

Y que esto se puede hacer con más diligencia exacto, las personas que se van a examinar tiene que ser mandado a compear [aparecen] delante de los hombres de juicio más sólido, que queda en un pueblo próximo director adyacente a ellos como los que están en Fife, Angus, Mearns, o Strathearn, a presentarse en Saint Andrews, y los que están en Lothian, Merse, o Teviotdale, a Edimburgo, y también los que están en otros países deben recurrir a las mejores ciudades reformadas o pueblos, es decir, a la ciudad del superintendente. Cuando por primera vez en las escuelas o en su defecto de la misma, en asamblea abierta, y delante de la congregación, deberán suministrar la declaración de sus dones, palabra, en conocimiento, mediante la interpretación de algún lugar de la Escritura que serán nombrados por el ministerio. Lo cual, de ser terminado, la persona que se presenta, o que se ofreció a la administración de la iglesia, debe ser examinado por los ministros y ancianos de la iglesia, y que abiertamente, y delante de toda esa lista para escuchar, en todos los principales puntos que ahora se encuentran en controversia entre nosotros y los papistas, los anabaptistas, arrianos, u otros tales enemigos de la religión cristiana. En el cual, si se encuentra sólida, capaz de persuadir a la doctrina sana, y para convencer a los que contradicen, entonces debe ser dirigida a la iglesia y la congregación en la que debe servir, que allí, en audiencia abierta de su rebaño, en público diverso sermones, puede dar la confesión de su fe en la escritura de la justificación, de la oficina de Cristo Jesús, el número, el efecto y el uso de los sacramentos, y, finalmente, de toda la religión que hasta ahora ha sido corrompida por los papistas .

 

Si su doctrina se encuentra sano, y [es] capaz de instruir a los simples, y si la iglesia puede justamente reprender nada en su vida, doctrina, ni palabra, hay que afirmar que la iglesia, que antes estaba en la miseria, irrazonable si se niegan aquel a quien la iglesia se ofreció, y que se les debería obligar, por la censura de la iglesia y el ayuntamiento, para recibir la persona designada y aprobada por el juicio de los piadosos y aprendido, a menos que la misma iglesia han presentado un mejor hombre o como bien calificado para el examen, antes de que este juicio antedicho fue tomado de la persona presentada por el consejo de la iglesia entera. Como, por ejemplo, el consejo de la iglesia presenta a cualquier iglesia a un hombre para ser su ministro, sin saber que se disponga otra cosa: mientras tanto, la iglesia se proporciona de otro, a su juicio suficiente para ese cargo, al que presentar a los ministros de cultos y el próximo kirk reformado para ser examinados. En este caso, la presentación de las personas, a los que se designen pastor, debe ser preferida a la presentación del concilio o iglesia mayor, a no ser que la persona que presenta la iglesia inferior se considera incapaz para el regimiento por los eruditos. Por todo esto es que hay que evitar, que cualquier hombre se metió violentamente invadido o en en cualquier congregación. Pero esta libertad con toda la atención debe ser reservada para cada varios Kirk, para que sus votos y sufragios en la elección de sus ministros. Pero intrusión violenta que no llame, cuando el consejo de la iglesia, en el temor de Dios y por la salvación del pueblo, ofrece a ellos un hombre suficiente para instruir, a quien no se vio obligado a admitir antes sólo examen, como antes se ha dicho.

 

¿Qué podría deshabilitar Cualquier persona que él no puede ser admitido a la Secretaría de Kirk

 

Es preciso señalar que ninguna persona, observó con infamia pública, o ser incapaz de edificar la iglesia por la doctrina sana, o se sabe que se [ser] de juicio corrupto, o bien ser promovido al regimiento de la iglesia, o recibido en administración eclesiástica.

 

Explicación

 

Por infamia pública que no entiende los pecados y delitos comunes que se cometen en cualquier momento de la ceguera, por la fragilidad (si es de la misma, por una conversación mejor y más sobrio, ha declarado el propio penitente en verdad), pero tales crímenes capitales como la espada civil debe y puede castigar con la muerte, por la palabra de Dios. Porque además de que el apóstol exige la vida de los ministros a ser tan irreprensible que tenga buen testimonio de los de afuera, lo juzgamos algo impropio y peligroso, que él tendrá autoridad pública para predicar a los demás la vida eterna, de a quien el magistrado civil puede tomar la vida temporal por un delito cometido en público. Y si algún objeto, que el príncipe ha perdonado su delito, y que él se ha arrepentido públicamente, y también lo es no sólo su vida en la garantía, sino también que puede ser recibido en el ministerio de la iglesia: respondemos, que el arrepentimiento no no le quita el castigo temporal de la ley, ni tampoco el perdón del príncipe quitarse la infamia antes que el hombre.

 

Que la vida y la conversación de la persona presentada, o ser elegido, puede ser la más claramente conocida, edictos públicos deben ser dirigidas a todas las partes de este reino, o al menos a aquellas partes donde la persona ha sido más versados: como donde fue alimentado en letras o en el que viene de los años de la infancia y la niñez fue aprobada. Mandamiento del Estrecho sería dado, que si todos los crímenes capitales cometidos por él, que deben ser notificadas; como, si se ha cometido un asesinato premeditado, adulterio, [eran] fornicario común, si se tratara de un ladrón, un borracho, un combatiente, luchador, o una persona conflictiva. Estos edictos deben ser notificados en las principales ciudades, con el cargo y como mandamiento, con la declaración de que, como sus pecados ocultos conocidos engañó y traicionar (por lo que en ellos laicos) de la iglesia, que es la esposa de Jesucristo, y se comunicó con los pecados de ese hombre malvado.

 

Admisión [de Ministros]

 

La admisión de los ministros a sus oficinas debe constar en el consentimiento del pueblo y Kirk whereto serán nombrados, y en aprobación de los ministros nombrados aprendidas para su examen.

 

Juzgamos conveniente que la admisión de los ministros de estar en audiencia abierta, que algún ministro especial hacer un sermón conmovedor el deber y la oficina de los ministros, tocando sus modales, la conversación, y la vida; como también tocar la obediencia que la iglesia debe a sus ministros . Mandamiento debe darse también al ministro como al pueblo, a la vez que está presente: a saber, que él con toda diligencia cuidadosa asistir a la grey de Cristo Jesús, el cual ha sido nombrado predicador, que [le] caminar en la presencia de Dios, para que sinceramente las gracias del Espíritu Santo se puede multiplicar a él, y en presencia de hombres tan sobria, justa que su vida puede confirmar, a los ojos de los hombres, por lo que la lengua y la palabra que persuade a otros. Las personas que se exhorta a la reverencia y honor a sus ministros elegidos, como los siervos y los embajadores del Señor Jesús, obedecer los mandamientos que se pronuncian de la boca de Dios y el libro, incluso a medida que obedecería a Dios mismo, porque todo aquel que oye ministros de Cristo se oye , y el que los rechaza, [y] desprecia a su ministerio y exhortación, rechaza y desprecia a Cristo Jesús.

 

Ceremonia Aparte de la aprobación pública de la gente, y la declaración del primer ministro, que la persona no se presenta está designado para servir a esa iglesia, no podemos aprobar, porque aunque los apóstoles usaron la imposición de manos, pero al ver el milagro es cesado, el uso de la ceremonia que juzgamos no es necesario.

 

El ministro, elegido o presentado, examinado, y, como dicho es, admitido públicamente, ni debe abandonar el rebaño a su gusto, a la que ha prometido su fidelidad y trabajos, ni aún el rebaño puede rechazar ni cambiar él en su apetito , a menos que sean capaces de condenarlo por crímenes tales como merecen depósito, de lo cual se hablará después. Queremos decir que no, pero que la iglesia toda, o la mayor parte del mismo, por las meras consideraciones, pueden transferir a un ministro de una iglesia a otra, ni aún decir que ahora que los hombres que sirven, por así decirlo de la benevolencia, no podrán ser nombrados y elegidos para servir en otros lugares. Pero una vez que se solemnemente elegido y admitido, nosotros no podemos autorizar que deben cambiar en su propio placer.

 

Nosotros no ignoramos que la rareza de hombres piadosos y doctos se parece a algunos una razón por qué ese examen tan estrecho y fuerte no debe ser tomado universalmente, porque así se manifieste que la mayor parte de [las] ​​Kirks tendrá ningún ministro en absoluto. Pero estos hombres comprendan que la falta de hombres capaces no nos excusa ante Dios si, por nuestro consentimiento, los hombres no pueden ser colocados sobre el rebaño de Cristo Jesús, como también que, entre los gentiles, según Dios, los hombres sabios también eran raros como están ahora entre nosotros, cuando el apóstol le dio la misma regla para tratar de examinar los ministros que ahora siguen. Y por último, vamos a entender que es igual a tener ningún ministro en absoluto, y tener un ídolo en el lugar de un verdadero ministro, sí, y en algunos casos, es peor. Para aquellos que están en la indigencia de los ministros será diligente en busca de ellos, pero los que tienen una sombra vana hacer frecuentemente, sin asistencia adicional, se contentan con lo mismo, y por lo que permanecen continuamente engañados, pensando que tienen un ministro, cuando de hecho muy no tienen ninguna. Porque no se le puede juzgar a un dispensador de los misterios de Dios, que de ninguna manera pueden romper el pan de vida para el desmayo y almas hambrientas, ni juzgamos que los sacramentos pueden ser correctamente administrada por él, en cuya boca Dios ha puesto ningún sermón de exhortación .

 

El remedio más principal de izquierda a tus honores y para nosotros, en toda esta rareza de los verdaderos ministros, es la oración ferviente a Dios que va a complacer a su merced a empujar hacia fuera obreros fieles en esta su cosecha, y el próximo, que los honores, con el consentimiento de la iglesia, están sujetos a su autoridad para obligar a esos hombres que tienen dones y las gracias que puedan edificar a la iglesia de Dios, para que les conceda mayor necesidad donde haya de saberse. Porque nadie puede permitirse vivir ocioso, ni a sí mismo como una lista, sino que debe ser nombrado para travail donde sus sabidurías y Kirk se creo el expediente.

 

No podemos prescribir a vuestros honores regla cierta cómo es que ya distribuirá los ministros y hombres sabios que Dios ya ha enviado a vosotros. Pero de esto se nos asegura, que dificulta en gran medida el progreso del evangelio de Cristo dentro de este pobre reino que algunos completamente abstractos sus labores de la iglesia, y otros permanecen en un solo lugar, la parte de la mayoría de ellos está inactivo. Y por lo tanto, de sus honores que necesitamos, en nombre de Dios, para que por su autoridad el cual tenéis de Dios, os obligan a todos los hombres a quienes Dios ha dado ningún talento para persuadir, por la doctrina sana, para otorgar los mismos, si son llamados por la iglesia para el adelanto de la gloria de Cristo, y en la comodidad de su rebaño con problemas, y que vosotros, con el consentimiento de la iglesia, asignar a vuestros más principal obreros, no únicas ciudades para permanecer en, pero también las provincias, que por su fiel Kirks labores pueden ser montados, y el orden establecido, donde no es ahora. Y si en esta manera habéis de utilizar su poder y autoridad, sobre todo buscando la gloria de Dios, y la comodidad de sus hermanos, que no dudo que Dios bendiga a usted ya sus empresas.

 

Para lectoras

 

A los ministros Kirks donde no se pueden tener en la actualidad, deben ser designados los hombres más aptos que claramente puede leer las oraciones comunes [2] y en las escrituras, para ejercer ellos mismos y de la iglesia, hasta que crezca a una mayor perfección, y en el proceso de tiempo que eso no es más que un lector puede alcanzar el grado más, y con el consentimiento de la iglesia y los ministros discretos, podrán ser autorizados a administrar los sacramentos, pero no antes de que él es capaz de persuadir a un tanto por la doctrina sana, además de su lectura , y es admitido en el ministerio, como antes se ha dicho. Algunos sabemos que de largo tiempo han profesado Jesucristo, cuya conversación honesta merecido elogios de todos los hombres piadosos, y cuyo conocimiento también podría ayudar en gran medida la simple, y sin embargo, sólo se contentan con la lectura. Estos deben ser animados y alentados por la amonestación suave, por alguna exhortación a consolar a sus hermanos, por lo que puede ser admitido a la administración de los sacramentos. Pero los lectores, como tampoco han tenido el ejercicio, ni la permanencia en la verdadera religión de Cristo, debe abstenerse de administración de los sacramentos hasta que dar declaración y el testimonio de su honradez y conocimientos. [3]

 

La quinta cabeza – En cuanto a la disposición de los ministros, y para la distribución de las rentas y posesiones con Justicia perteneciente a la Kirk

 

Al ver que de nuestro Maestro Jesús Cristo y su apóstol Pablo tenemos que el obrero es digno de su salario, y que la boca del buey trabajadora no debe llevar bozal [Lucas 10:7; 1 Tim. 5:18], es por necesidad que ser honesto disposición de los ministros, que requieren ser tal que no tienen ni motivo de preocupación, ni aún de insolencia y desenfreno. Y esto es necesario prever no sólo para su propio sustento durante su vida, sino también para sus esposas e hijos después de ellos. Por lo juzgamos una cosa más contraria a la razón, la piedad y la equidad, que la viuda y los hijos de él, que en su vida le sirven fielmente a la iglesia de Dios, y por esa causa no prever cuidadosamente por su familia, en caso de , después de su muerte, se dejó huérfanos de toda disposición. [4]

 

Es difícil nombrar a un estipendio varios para cada ministro, por la razón de que los cargos y la necesidad de todos no será igual, porque algunos serán continuadores en un lugar, [y] algunos se verán obligados a viajar, y muchas veces para cambiar vivienda lugar (si es que tendrá a su cargo diversas Kirks). Entre ellos, algunos tendrán que cargar con la esposa y los hijos, y uno con más que otro, y algunos tal vez serán los hombres solteros. Si la igualdad de remuneraciones deben ser nombrados a todos los que están al mando son tan desigual, ya sea en caso de sufrir una penuria, o bien si el otro tiene lo superfluo y demasiado. [5]

 

Al que viaja de un lugar a otro, a quienes llamamos los superintendentes, que siguen siendo, por así decirlo, un mes o menos en el mismo lugar, para el establecimiento de la iglesia, y con el mismo propósito de cambiar a otro lugar, la consideración debe ser tenía. Y, por lo tanto, pensamos que tal chalders seis [de] oso [cebada], nueve chalders [de] la comida, tres chalders [de] avena para el caballo, 500 marcas [de] dinero, que se eiked [mayor] y en comparación [disminución] a discreción del príncipe y el consejo del reino;. que se le rindió al año, en foresaid manera [6]

 

Los hijos de los ministros deben tener las libertades de las ciudades adyacentes al lado donde sus padres trabajan, libremente otorgado. Deben tener los privilegios en las escuelas, en los colegios y becas: es decir, que se mantuvo en el aprendizaje, si se encuentran a la misma apto, y en su defecto de la misma, que se someterá a algunas artesanías, o ejercido en alguna industria virtuosa, por lo que pueden ser los miembros de una comunidad rentables. [7]

 

Y esto en la presencia de Dios que somos testigos, no requieren tanto para nosotros mismos, o por cualquier otra que nos pertenece por que, en lo que hacemos por el aumento de la virtud y el aprendizaje, y para el beneficio de la posteridad por venir. No es de suponer que alguno quiere dedicar a sí mismo y [sus] hijos para con Dios y para servir a su iglesia, que se ve por ninguna mercancía mundana. Pero esta naturaleza enmohecidos, que llevamos, es provocado para seguir la virtud cuando ve honra y provecho anexo a la misma, ya que, por el contrario, es, pues, la virtud de que muchos despreciaban, cuando los hombres virtuosos y piadosos vivir sin honor. Y siento que podemos estar de que la pobreza debe desalentar a los hombres de estudio, y de seguir el camino de la virtud, por la cual podrían edificar la iglesia y el rebaño de Cristo Jesús.

 

Hemos hablado nada de la remuneración de los lectores, ya que, si no pueden hacer nada más que leer, ni se puede llamar ni juzgados verdaderos ministros. Y sin embargo, deben tomarse en consideración a su trabajo, pero para que puedan ser impulsado hacia adelante a la virtud, y no por un estipendio designado para su lectura, que se conserva todavía en ese estado. Para un lector, por lo tanto, que entraron últimamente, pensamos cuarenta marcos, o más o menos, como los feligreses y el lector puede estar de acuerdo, suficiente: a condición de que se enseñe a los niños de la parroquia, lo que tenía que hacer, además de la lectura de la oración en común, [8] y los libros de Antiguo y Nuevo Testamento. Si la lectura se

 

empieza a exhortar y explicar las Escrituras, entonces debe su estipendio para ser ampliado, hasta que finalmente llega a la honra de un ministro. Pero y si no se encuentra después de dos años, entonces él debe ser removido de su cargo, y se descarga de todo estipendio, que otro puede ser demostrado siempre. Por esto siempre se debe evitar, que ninguno de los que se juzga no puede venir en cualquier momento para un poco de conocimiento razonable, mediante la cual puede edificar a la iglesia, será perpetuamente alimentado a cargo de la iglesia. Además, se debe evitar que ningún niño o persona dentro de la edad, es decir, dentro de los 21 años de edad, ser admitido en la oficina de un lector, pero los lectores deben estar dotados de gravedad, ingenio y discreción, no sea que por su ligereza la oración o leer las escrituras son de menor precio y estimación. Es de hacer notar que los lectores se ponen en la iglesia, y la admisión de la superintendente.

 

[Porque] el otro tipo de lectores, que durante mucho tiempo seguido en la piedad, y pasar un buen don de exhortación, que son la esperanza de alcanzar el grado de un ministro, y enseñar a los niños, pensamos cien marcas, o más, a discreción de la iglesia, puede ser designada, por lo que difieren cia, como se dice, es entre ellos y la de los ministros que predican abiertamente la palabra, y el ministro de los sacramentos.

 

Descansa sin embargo, dos otros tipos de personas a ser previstas, de eso que se llama el patrimonio de la iglesia: a saber, los pobres y los maestros de la juventud. Cada iglesia debe proporcionar varios de los pobres dentro de sí mismo, porque temeroso y terrible que sea, que los pobres, los cuales no sólo a Dios el Padre que está en su derecho, sino a Cristo Jesús en su evangelio, y el Espíritu Santo que habla San Pablo, tiene tan elogió fervientemente a nuestro cuidado, son universalmente tan menospreciado y despreciado. No somos patrones para mendigos obstinados y ociosos que, corriendo de un lugar a otro, hacer un arte de la mendicidad, a quien el magistrado civil debe castigar, pero para la viuda y el huérfano, el, viejo, impotente, o cojo que tampoco puede ni puede travail para su sustento, se dice que Dios ordena a su pueblo que tener cuidado. Y por lo tanto, por ejemplo, como también para las personas de honestidad caídos en [a] la decadencia y la miseria, dicha disposición debe ser que [de] nuestra abundancia debe ser relevado de su indigencia. Como ésta, la más conveniente y más fácil se puede hacer en todas las ciudades, y en otras partes de este reino, Dios le mostrará la sabiduría y los medios, para que sus mentes son piadosos misma tendencia. Todos no debe sufrir a pedir que con mucho gusto lo haría, ni aún debe permanecer mendigos donde elegir, pero el mendigo robusto y fuerte debe ser obligado a trabajar, y todas las personas que no pueden trabajar debe ser obligado a reparar en el lugar donde él o ella nació (a menos duraderas que han permanecido en el mismo lugar), y hay disposición razonable se debe hacer para su sustento, ya que la iglesia fije. El orden ni sumas, en nuestro juicio, no puede ser especialmente designado, hasta el momento en que los pobres de cada ciudad, pueblo o parroquia se ven obligados a acudir a los lugares donde nacieron, o de sus residencias, donde sus nombres y el número se deben adoptar y poner en [a] rollo, y entonces puede la sabiduría de la iglesia nombrar estipendios en consecuencia.

 

De los Superintendentes

 

Debido a que hemos nombrado un estipendio mayor para aquellos que serán los superintendentes que al resto de los ministros, hemos pensado bien para significar a vuestros honores tales razones como nos cambiaron a hacer diferencia entre los predicadores en este momento, como también la forma en que muchos superintendentes Creo necesario, y sus límites, oficina, [la forma de su] elección, y las causas que pueden merecer la deposición de ese cargo.

 

Consideramos que si los ministros a quienes Dios ha dotados de sus [singular] gracias entre nosotros debe ser nombrado a varios lugares y cierto, allí para hacer su residencia permanente, que entonces la mayor parte de este reino debe ser destituido de toda doctrina, que no sólo debe ser motivo de gran murmullo, pero también debe ser peligrosas para la salvación de muchos. Y por eso hemos pensado que la cosa más conveniente para esta época que, a partir del número total de piadosos y aprendido [los hombres], ahora en la actualidad en este ámbito, se seleccionarán doce o diez (en tantas provincias hemos dividido el todo) , a quien carga y el mandamiento se dará a la planta y las iglesias erguidas, para establecer el orden y nombrar ministros (como el anterior orden prescribe) a los países que serán designados para su atención donde no hay ninguno ahora. Y por estos medios [su] el amor y el cuidado común de todos los habitantes de este reino (a los que sois deudores iguales) evidentemente se manifieste, como también lo simple e ignorante (que tal vez nunca han oído hablar de Jesucristo verdaderamente predicado), vendrá a algún conocimiento de las muchas que ahora que han muerto en la superstición y la ignorancia alcanzará a un sentimiento de piedad, por el cual pueden ser provocados a buscar y buscar un mayor conocimiento de Dios, y su verdadera religión y culto. Cuando, por el contrario, si se descuida, deberán no sólo rencor, sino que también se buscará la manera en que puede continuar en su ceguera, o regresar a su idolatría acostumbrados. Y por lo tanto deseamos nada más fervor, de que Jesucristo sea universalmente una vez predicado en todo este reino, que de repente no será menos que, por usted, los hombres son nombrados y obligados fielmente a sufrir dolores de provincias como de los mismos serán asignados.

 

Los nombres de los lugares de residencia, y varias diócesis de los Superintendentes

 

Imprimis, el superintendente de Orkney: cuya diócesis se distribuirán entre las islas de Orkney, Shetland, Caithness, y Strathnaver. Su residencia para estar en la ciudad de Kirkwall.

El superintendente de Ross: cuya diócesis comprenderemos Ross, Sutherland, Moray, con las islas del norte del Skye y Lewis, con sus adjacents. Su residencia para estar en [el] canonjía de Ross.

El superintendente de Argyll: cuya diócesis comprenderemos Argyll, [Kintyre,] Lorne, las Islas del Sur, Arran [y] Bute, con sus adjacents, con Lochaber. Su residencia para estar en [Argyll].

El superintendente de Aberdeen: cuya diócesis está entre Dee y Spey, que contiene el sheriffdom de Aberdeen y Banff. Su residencia para estar en Old Aberdeen.

El superintendente de Brechin: cuya diócesis serán los sheriffdoms enteras de Mearns y Angus, y el Brae de mar a Dee. Su residencia para estar en Brechin.

El superintendente de Saint Andrews: cuya diócesis se sheriffdom comprender la totalidad de Fife y Fotheringham, a Stirling, y el sheriffdom conjunto de Perth. Su resi dencia a estar en Saint Andrews.

El superintendente de Edimburgo: cuya diócesis se comprenden las sheriffdoms enteras de Lothian, y Stirling en el lado sur de la Water of Forth, ya esto se añade, con el consentimiento de toda la iglesia, Merse, Lauderdale, y Wedale. Su residencia para estar en [Edimburgo].

El superintendente de Jedburgh: cuya diócesis comprenderemos Teviotdale, Tweeddale, Liddesdale, con el bosque de Ettrick. Su residencia a estar [en Jedburgh].

El superintendente de Glasgow: cuya diócesis comprenderemos Clydesdale, Renfrew, Menteith, Lennox, Kyle, y Cunningham. Su residencia para estar en Glasgow.

El superintendente de Dumfries: cuya diócesis comprenderemos Galloway, Carrick, Nithsdale, Annandale, con el resto de los valles en el oeste. Su residencia para estar en Dumfries.

Estos hombres no deben sufrir para vivir como vuestros obispos lo han hecho hasta ahora ociosas, ni debe quedarse donde ellos lo harían con mucho gusto. Pero deben ser predicadores sí mismos, y como tal no puede hacer una larga residencia en un mismo lugar, hasta que hay iglesias plantadas y siempre de ministros, o al menos de lectores.

 

Descarga y debe ser dado a los que se quedan en un lugar no más de veinte o treinta días de su visita, hasta que han pasado por sus límites enteros. Se debe tres veces cada semana, por lo menos, predicar, y cuando regresan a su ciudad principal y la residencia, deben ser igualmente ejercida en la predicación y en la edificación de la iglesia. Y, sin embargo, no deben sufrir para continuar allí tanto tiempo, ya que puede parecer a descuidar sus otras iglesias, pero después de que han permanecido en su principal ciudad tres o cuatro bocas a lo sumo, podrá ser obligado (a no ser por la enfermedad sólo se se mantienen), para volver a entrar en las visitas, en las que no sólo se predica, sino también examinar la vida, la diligencia y la conducta de los ministros, como también el orden de sus iglesias, [y] las costumbres de la gente. Asimismo, debe tener en cuenta cómo los pobres se proporcionan; cómo los jóvenes son instruidos. Se debe advertir que necesita amonestación; vestir cosas como por los buenos consejos que son capaces de apaciguar, [9] y, por último, deben señalar los crímenes atroces que sean, que, por la censura de la iglesia, la misma puede ser corregida .

 

Si el superintendente se encuentra negligentes en cualquiera de estos puntos principales de su oficina, y sobre todo si se observa negligencia en la predicación de la palabra, y en las visitas de sus iglesias, o si es declarado culpable de cualquiera de los delitos que en el común ministros son condenados, debe ser depuesto, sin el respeto de su persona o la oficina.

 

De la elección de Superintendentes

 

De esta necesidad actual, el nombramiento, el examen y admisión de los superintendentes no puede ser tan estrecho como se requiere, y como después lo debe ser.

 

Para este presente, por lo tanto, creemos que [lo] suficiente si tus honores, por sí mismos, nombrar a tantos como pueda servir a la delantera escrito

 

provincias, o que os dé comisión a los hombres como en los que suponéis el temor de Dios [que es] a hacer lo mismo, y que los mismos hombres, siendo llamado en su presencia, se hará por vosotros, y por ejemplo, su honores por favor [a] llamar a usted para su consulta en ese caso, nombró a sus provincias. Creemos que es conveniente y necesario, que a su vez los caballeros, como burgueses de cada diócesis, ser excusado al mismo tiempo a la elección del superintendente, así como para llevar a la iglesia en alguna práctica de la libertad, como para hacer que el mejor pastor del rebaño favorecido a quien se ha elegido. Si sus honores no puedo encontrar para esto [el tiempo] presente varones de tantos como la necesidad exige, pues, en nuestros juicios, más rentable es que estas provincias Vaik [permanecen vacantes] hasta que Dios provee mejor, que la que los hombres no puedan edificar y gobernar la iglesia de repente se colocó en ese cargo. Pues la experiencia nos ha enseñado lo pestilencia ha sido engendrada en la iglesia por los hombres que no pueden cumplir con sus oficinas.

 

Cuando, por lo tanto, después de tres años, cualquier superintendente se moverán, o la oportunidad de ser depuesto, la ciudad principal en la provincia-a saber, los ministros, ancianos y diáconos, con el magistrado y el consejo de la misma ciudad, nombrará y por proclamar edictos públicos, así como a la superintendente, como a dos o tres provincias adyacentes siguiente, dos o tres de los ministros más eruditos y piadosos más dentro de todo el reino, que de entre ellos, uno con el consentimiento del público, puede ser elegido y designó a la oficina luego vaiking [vacío]. Y esta ciudad el jefe tendrá la obligación de hacerlo dentro del plazo de veinte días. Que el ser vencido y no han presentado ningún hombre, entonces se tres de las provincias adyacentes próximos, con el consentimiento de sus superintendentes, ministros y ancianos, entra en en el derecho y los privilegios de la ciudad principal, y presentará cada uno de ellos, o dos si lista, a la ciudad principal, deben analizarse en el orden requiere. Como también, será legal para todas las iglesias de la diócesis para nominar a la misma hora a esas personas como ellos creen dignos de estar en las elecciones, lo que se debe poner en edicto.

 

Después de las nominaciones se hacen públicos los edictos deberán enviarse, en primer lugar advirtiendo a todos los hombres que tienen alguna objeción contra las personas designadas, o en contra de cualquiera de ellos, a estar presentes en la ciudad principal en [el] día y el lugar fijado, a objeto lo que puedan contra la elección de cualquiera de ellos. Treinta días, creemos que suficiente para ser asignado a ellos; treinta días, queremos decir, después de que el nombramiento se haga.

 

¿Qué día de la elección que se viene, los ministros enteras de esa provincia, con tres o más de los superintendentes próximos adyacente, o que a ella se debe el nombre, procederá a examinar no sólo el aprendizaje, sino también las costumbres, prudencia y habilidad para gobernar el iglesia, de todos aquellos que son nombrados, que el que se encuentra más digno puede ser cargado con la carga. Si los ministros de toda la provincia deben traer consigo los votos de aquellos que estaban comprometidos con su cuidado, la elección debe ser la más libre, pero siempre, los votos de todos aquellos que convoque debe exigirse. Los exámenes deben ser formuladas públicamente, aquellos que se interponen en elección debe predicar públicamente, y los hombres deben ser cargadas en el nombre de Dios, a votar según su conciencia, y no después de afecto. Si hay algo que objetar contra cualquier que se destacan en la elección, los superintendentes y los ministros deben considerar si la objeción de conciencia se hace, o por malicia, y deben responder en consecuencia. Otras ceremonias que en el examen agudo, la aprobación de los ministros y superintendentes, con el consentimiento de los ciudadanos de los ancianos y las personas presentes entonces, no podemos permitir.

 

El superintendente de ser elegido y nombrado en su cargo, debe ser sometido a la censura y la corrección de los ministros y los ancianos, no sólo de su ciudad principal, sino también de toda la provincia a través de la cual ha sido nombrado capataz.

 

Si sus delitos son conocidos, y los ministros y ancianos de su provincia son negligentes en la corrección de él, entonces los próximos uno o dos superintendentes, con sus ministros y ancianos, pueden convocar a él, y los ministros y ancianos de su ciudad principal (siempre que está dentro de su propia provincia o ciudad principal), y pueden acusar y corregir así el superintendente de aquellas cosas que son dignas de corrección, ya que los ministros y ancianos por su negligencia y la tolerancia impío de sus delitos.

 

Whatsoever crimen merece corrección o depósito de cualquier otro ministro, merece el mismo en el superintendente, sin excepción de persona.

 

Después de que la iglesia se ha establecido, y se pasaron tres años, es necesario que ningún hombre será llamado a la oficina de un superintendente que no tiene dos años, como mínimo, la declaración dada de sus labores fieles en el ministerio de alguna iglesia.

 

No superintendente puede ser transferida a voluntad o demanda de cualquier provincia, no, no, sin el consentimiento de todo el consejo de la iglesia, y que, por causas graves y consideración.

 

De una cosa, al final, hay que amonestar a los honores: a saber, que, en la designación de los superintendentes para esto [el tiempo] Actualmente, no os defraudará sus principales ciudades, y donde el aprendizaje se ejerce, de los ministros que puedan beneficiarse más de residencia en un lugar, que por viajes constantes de un lugar a otro. Porque si lo hacen, los jóvenes en esos lugares se carece de la profunda interpretación de las Escrituras, y así será mucho antes de que sus jardines enviará a muchas plantas, donde, por el contrario, si una o dos ciudades están continuamente ejerce como podrán, dentro de poco la mancomunidad, gustará su fruto, para la comodidad de los piadosos.

 

Para las Escuelas

 

Al ver que la oficina y el deber del magistrado piadoso no es sólo para purgar la iglesia de Dios de toda superstición, y para dar la libertad a la esclavitud de los tiranos, pero también a que, hasta el extremo de su poder, ¿cómo puede permanecer en la misma pureza a lo siguiente posteridad, pero que no pueden comunicarse libremente nuestros juicios con los honores de este nombre.

 

La necesidad de escuelas

 

Al ver que Dios ha determinado que su iglesia aquí en la tierra, será no enseñados por ángeles, sino por los hombres, y al ver que los hombres nacen ignorantes de toda piedad, y ver, también, Dios ahora deja de iluminar los hombres milagrosamente, de pronto ellos cambiando, ya que lo que hizo a sus apóstoles y otros en la iglesia primitiva: de necesidad es que sus honores ser más cuidadoso para la educación virtuosa y crianza piadosa de la juventud de este reino, si cualquiera de vosotros ahora sed sinceramente [para] el adelanto de la gloria de Cristo , o aún desear la continuidad de sus beneficios a la siguiente generación. Porque como el joven debe tener éxito para nosotros, así que debemos tener cuidado de que tienen el conocimiento y la erudición de los beneficios y la comodidad que la que debería ser más querido para nosotros, a saber, la iglesia y la esposa del Señor Jesús.

 

Por necesidad, por lo tanto, la juzgamos, que cada iglesia tiene varios nombrado un maestro de escuela, tal como uno es capaz, por lo menos, para enseñar la gramática y la lengua latina, si la ciudad es de una cierta reputación. Si se trata de las tierras altas, donde las personas se reúnen para la doctrina, sino una vez en la semana, ya sea que el lector o el ministro nombrado allí, tenga cuidado en los niños y jóvenes de la parroquia, para instruirlos en sus primeros rudimentos, y especialmente en el catecismo [10], como lo tenemos ahora traducido en el libro de nuestra orden común, llamada la Orden de Ginebra. Y, además, creemos que es conveniente que en cada pueblo notable, y especialmente en la ciudad de la superintendente, [allí] se erigió un colegio, en el que el arte, al menos, la lógica y la retórica, junto con las lenguas, ser leído por suficiente maestros, para quienes los estipendios honestos deben ser nombrados, como también la provisión para aquellos que son pobres y no pueden por sí mismas, ni por sus amigos, que se mantuvo en las letras, sobre todo como venido de tierra adentro.

 

La fruta y del mismo producto deberán aparecer de repente. Porque, en primer lugar, los niños jóvenes y tiernos serán alimentados y educados en la virtud, en presencia de sus amigos, por su buena asistencia de muchos inconvenientes pueden evitarse, en la que los jóvenes comúnmente caen, ya sea por demasiada libertad, que tener en lugares extraños y desconocidos, si bien no pueden gobernarse a sí mismos, o bien por falta de una buena asistencia, y de artículos de primera necesidad tales como su tierna edad requiere. En segundo lugar, el ejercicio de los niños en cada iglesia será de gran instrucción para los ancianos.

 

Por último, las grandes escuelas, llamadas universidades, se alimentará con los que son aptos para el aprendizaje, para esto debe ser cuidadosamente entendido, que no tiene padre, de qué estado o condición que alguna vez él sea, utilizar a sus hijos en su propia fantasía, especialmente en su juventud, pero todos deben ser obligados a educar a sus hijos en el aprendizaje y la virtud.

 

Los ricos y poderosos no se puede permitir que sufrir a sus hijos a pasar su juventud en la ociosidad inútil, como hasta ahora lo han hecho. Pero deben ser exhortados y por la censura de la iglesia obligó a dedicar sus hijos, por el buen ejercicio, para el beneficio de la iglesia y para la ciudadanía, y que han de hacer de sus propios gastos, ya que son capaces. Los hijos de los pobres debe ser apoyado y sostenido por el cargo de la iglesia, hasta que el juicio se toma si el espíritu de docilidad se encuentra en ellos o no. Si son declarados aptos para las letras y el aprendizaje, entonces pueden ellos (nos referimos ni a los hijos de los ricos, ni siquiera los hijos de los pobres) no se le permitirá rechazar el aprendizaje, sino que debe ser cargado a continuar sus estudios, por lo que el mancomunidad puede tener un poco de consuelo por ellos. Y para ello debe hombres discretos y sabios, y la tumba se nombrará a visitar todas las escuelas para el juicio de su ejercicio, el beneficio, y continuación: a saber, los ministros y los ancianos, con los mejores aprendido en cada pueblo, cada trimestre se toman examen cómo los jóvenes se han beneficiado.

 

Una vez determinada debe ser designado para la lectura y el aprendizaje del catecismo, de un cierto tiempo a la gramática y la lengua latina, de un cierto tiempo a las artes, la filosofía, así como a las lenguas, y un [tiempo] seguro que que estudio en el que se proponen principalmente a travail en beneficio de la ciudadanía. ¿Qué tiempo se está caducado, es decir, en cada supuesto, los niños, ya sea que proceder a un mayor conocimiento, o bien deben ser enviados a alguna artesanía, o para algún otro ejercicio rentable, siempre siempre, que primero tienen la forma de conocimiento de Christian religión: a saber, el conocimiento de la ley de Dios y los mandamientos, el uso y la oficina de la misma, los principales artículos de nuestra fe, la forma correcta de orar a Dios, el uso del número, y el efecto de los sacramentos, el verdadero conocimiento de Cristo Jesús, de su oficina y naturalezas, y en los otros [puntos] como sin el conocimiento de lo cual, tampoco merece [cualquier] hombre para ser llamado Christian, ni debe ningún ser admitido a la participación de la Cena del Señor. Y por lo tanto, estos principios deberían y deben ser aprendidas en la juventud.

 

Los tiempos señalados para cada curso

 

Dos años, creemos más que suficiente para aprender a leer perfectamente, para responder a la catequesis, y tener algún ingreso en los primeros rudimentos de la gramática, con la plena realización de lo cual (nos referimos a la gramática) que pensamos otros tres o cuatro años , como máximo, suficiente. Para las artes-a saber, la lógica y la retórica y de la lengua griega, cuatro años, y el resto, hasta la edad de veinticuatro años, para ser gastado en ese estudio en el que el alumno se beneficiaría de la iglesia o de la Commonwealth, se que en las leyes, o la física o de la divinidad. ¿Qué tiempo de veinticuatro años que se pasó en la escuela, el estudiante debe ser removido para servir a la iglesia o de la Commonwealth, a menos que se encuentre un lector necesario en el mismo colegio o universidad. Si Dios mueva sus corazones para establecer y ejecutar esta orden, y poner estas cosas en la práctica, su reino entero (que no dudo), dentro de pocos años, será en sí sirven de verdaderos predicadores y de los demás miembros necesarios para su república.

 

La erección de Universidades

 

Las escuelas de gramática y de las lenguas que se erigió como hemos dicho, al lado nos parece necesario hay tres universidades en este reino entero, establecidos en los pueblos acostumbrados: la primera en Saint Andrews, la segunda en Glasgow, y la tercera en Aberdeen .

 

Y en la universidad primero y principal, que es la de Saint Andrews, hay tres universidades. Y en la primera universidad, que es la entrada de la universidad, deben haber cuatro clases o seiges: la primera, a las nuevas supposts, será sólo la dialéctica, las matemáticas próximos, sólo, el tercero, de la física; sólo la cuarta parte de medicina. Y en el segundo colegio, dos clases o seiges: la primera, en la filosofía moral y la segunda en las leyes. Y en el colegio en tercer lugar, dos clases o seiges:. La primera, en las lenguas, a saber, el griego y el hebreo, el segundo en la divinidad [11]

 

De los lectores y de los Grados, del Tiempo y Estudios

 

Elemento, en la primera universidad, y en la primera clase, será un lector de la dialéctica, que hará lo mismo en su curso de un año. En las matemáticas, que es la segunda clase, será un lector que deberá completar su curso de aritmética, geometría, cosmografía y astronomía, en un año. En la tercera clase deberá ser un lector de la filosofía natural, que deberá completar su curso en un año, y que, después de estos tres años, por prueba y examen, se encuentran suficientemente instruidos en estas ciencias ha dicho, será premiado y licenciado en la filosofía. En la cuarta clase será de un lector de la medicina, que deberá completar su curso de cinco años, tras el estudio de la época que, al ser encontrado mediante un examen suficiente, vendrán a ser graduado en medicina.

 

Elemento, en la universidad en segundo lugar, en la primera clase, un lector sólo en la ética, la economía y la política, que deberá completar su curso en el lapso de un año. En la segunda clase será de dos lectores en las leyes municipales y romanos, quienes deberán completar sus cursos en cuatro años, después del tiempo que, al ser encontrado mediante un examen suficiente, vendrán a ser graduado en las leyes.

 

Elemento, en la universidad en tercer lugar, en la primera clase, un lector del hebreo, y otro de la lengua griega, que deberán completar las gramáticas de los mismos en medio año, y el resto del año, el lector del hebreo interpretará un libro de Moisés, en los profetas, o los Salmos, por lo que su curso y clase seguirá un año. El lector del griego interpretará algún libro de Platón, junto con algún lugar del Nuevo Testamento. Y en la segunda clase será de dos lectores de la divinidad, la que en el Nuevo Testamento, y la otra en el Viejo, quien deberá completar su curso de cinco años, tras los cuales, el cual será comprobado mediante un examen suficiente, deberá ser licenciado en la divinidad.

 

Artículo, creo conveniente que nadie sea admitido a la primera universidad, y para ser supposts de la universidad, a menos que tenga el maestro de la escuela, y el ministro de la ciudad, donde fue instruido en las lenguas, un testimonio de su aprendizaje, la docilidad, la edad y filiación; juicio y del mismo modo que deben adoptar los examinadores ciertos delegado por el rector y los directores de las mismas, y, si se encuentra suficientemente instruido en la dialéctica, éste deberá incontinente [inmediatamente], ese mismo año , ser promovido a la clase de matemáticas.

 

Item, que nadie sea admitido en la clase de la medicina, pero el que debe tener su testimonio de su tiempo bien invertido en la dialéctica, las matemáticas y la física, y su docilidad en el pasado.

 

Item, que nadie sea admitido a la clase de las leyes, sino el que se tienen testimonios suficientes de su tiempo bien empleado en la dialéctica, las matemáticas, la física, la ética, la economía y la política, y de su docilidad en el pasado.

 

Item, que nadie sea admitido a la clase y el asedio de los teólogos, sino el que se tienen testimonios suficientes de su tiempo bien empleado en la dialéctica, las matemáticas, la física, la ética, la economía, la filosofía moral, y la lengua hebrea y de su docilidad en la la filosofía moral y la lengua hebrea. Pero ni se como se las aplican a oír las leyes, ser obligado a escuchar la medicina, ni como aplicarlos a escuchar divinidad se ve obligado a escuchar la medicina o aún las leyes.

 

Elemento, en la segunda universidad, que es Glasgow, será de dos colegios solamente. En el primero se entenderá una clase de dialéctica, otra de las matemáticas, la tercera en la física, ordenado en todas las clases como Saint Andrews.

 

Elemento, en la segunda universidad, cuatro clases: la primera en la filosofía moral, la ética, la economía y la política, la segunda de las leyes municipales y romana, y el tercero de la lengua hebrea, y el cuarto en la divinidad. Lo que se ordenará por todo tipo, conforme a lo que hemos escrito en el orden de la universidad de Saint Andrews.

 

La tercera universidad de Aberdeen se ajustaba a esta universidad de Glasgow, en todas las clases.

 

Item, Creemos necesario, que haya elegido del cuerpo de la universidad a todos los colegios un hombre de ciencia, discreción y diligencia, que se beneficiarán de las rentas enteras de la universidad, y distribuir los mismos de acuerdo con la erección de la universidad , y todos los días se escuchan los relatos de dieta, contiguo a él un semanario de los lectores o regentes, ante quien deberán [tomar] asistencia a la diligencia, así como en su lectura exercitation de la juventud en la materia enseñada; sobre la política y la defensa del lugar, y para el castigo de los delitos, [él] se celebrará una convención semanal con los miembros completos de la universidad. Él será anual responsable ante el superintendente, rector, y el resto de los principios convenidos, sobre el primero de noviembre. Su elección se hará en esta clase: Habrá tres de los hombres más adecuados de la universidad (no directores ya) designados por los miembros del colegio cuyo principal se ha ido, que ha jurado seguir la propia conciencia, y públicamente proponed a través de toda la universidad . Después del tiempo que ocho días, el Superintendente, por sí mismo, o de su procurador especial, con el rector y el resto de los directores, como un capítulo convocado, deberá confirmar uno de los tres que creo que la mayoría suficiente, siendo aforesworn a hacer lo mismo con solo ojo, pero [sin] el respeto a la pelea o favor.

 

Item, en todos los colegios, creemos necesario al menos un mayordomo, cocinero, jardinero, [y] un portero, que estará sujeto a [la] disciplina del director, como el resto.

 

Item, que cada universidad tiene un tema bedel para servir en todo momento a lo largo de toda la universidad, ya que el rector y los directores mandará.

 

Item, que todas las universidades tienen un rector elegido año tras año se siguen. Los directores, se convoca a los regentes enteros chapterly, prestarán juramento que cada uno en su habitación designará a uno como su conciencia dará testimonio acerca de ser más suficiente para soportar esa carga y la dignidad, y tres de ellos que deberán ser nominados deberán oftest poner en edicto público, quince días Michaelmas Afore. Y entonces se manifestará en la noche de San Miguel convocar a los directores integrales, regidores, y supposts que son graduados, o por lo menos estudiado su tiempo en la ética, la economía y la política, y no otras más jóvenes, y todas las naciones, [12] en primer lugar protestando en Dios presencia de seguir el ditement sincero y de sus conciencias, designará a uno de los que tres, y el que tiene mayor número de votos será confirmado por el superintendente y director, y su deber con una exhortación proponed a él: y esta es la 28 días de septiembre, ya partir de entonces los juramentos que se tomen, Hinc inde, de su gobierno justo y piadoso, y de la presentación legal del remanente y la obediencia. Será propined a la universidad, en su entrada, con una capa nueva, teniendo Insignia Magistratus, y se llevan a cabo mensualmente para visitar todos los colegios, y con su presencia y decore examinar las elecciones municipales y exercitation del mismo. Sus asesores deberá ser abogado y teólogo, con cuyo consejo decidirá todas las cuestiones civiles, betwixt los miembros de la universidad. Si la universidad sin perseguir un miembro de la misma, o ser perseguido por un miembro de la misma, deberá asistir al preboste y Bailles en esos casos, o los jueces competentes distintas, que se haga justicia es ministrado. Y del mismo modo, si alguno de la universidad ser perseguido penalmente, deberá ayudar a los jueces competentes, y que la justicia será otorgada.

 

Item, Creemos que es conveniente que en todas las universidades de cada universidad haya veinticuatro ecónomos, divididos por igual en todas las clases y seiges, como se expresó anteriormente, es decir, en Saint Andrews, setenta y dos tesoreros, en Glasgow, cuarenta y ocho ecónomos, en Aberdeen, cuarenta y ocho, para ser sostenido sólo en la carne en los cargos de la universidad, y [a] ser admitidos en el examen del ministerio y el capítulo de principales en la universidad, y en la docilidad de la personas que se ofrecen y de la capacidad de sus padres para mantenerse a sí mismos, y no a la carga de la mancomunidad con ellos.

 

De los estipendios y gastos necesarios

 

Item, Creemos conveniente que las universidades se adoraba [dotada] con tierras temporales, con las rentas e ingresos de los obispados temporalidad “, y de la colegiata Kirks, por lo que respecta a sus cargos ordinarios se requieren, y por lo tanto, que sería su favor honores, por consejo del consejo de sus honores y la votación del Parlamento, a hacer lo mismo. Y para el efecto que el mismo puede ser poco acelerado, hemos recogido las cantidades, creemos necesario el mismo.

 

Imprimis, Por el estipendio ordinario del lector dialéctico, el matemático, médico y filósofo moral, creemos suficientes cien libras por cada uno de ellos.

 

Elemento, por el estipendio de cada lector en medicina y leyes, ciento treinta y tres libras, 6s.8d.

 

Item, a todos los lectores en hebreo, griego y divinidad doscientas libras.

 

Item, a cada director de un colegio, doscientas libras.

 

Item, a todo mayordomo, dieciséis libras de cuota.

 

Artículo, para cada jardinero, a cada cocinero, y el portero, cada uno, diez marcos.

 

Artículo, a la Junta de cada ecónomo, sin las clases de teología y medicina, veinte libras.

 

Item, [Para cada ecónomo] en la clase de teología, que será sólo doce personas en Saint Andrews, veinticuatro libras.

 

Suma de los gastos anuales y ordinarios en la universidad de Saint Andrews, se extiende hasta 3796 lib.

 

Suma de los gastos anuales y ordinarios de Glasgow, 2922 lib. Aberdeen, asmuch, 2922 lib.

 

Suma de los gastos ordinarios de la totalidad, 9640 lib.

 

Item, estipendio el bedel tendrá por de cada participante y suppost de la universidad, dos chelines, de todos los graduados de uno en filosofía, tres chelines, de todos los graduados de una en medicina o leyes, cuatro chelines, en la teología, cinco chelines; todas ecónomos sean exceptuados.

 

Artículo, hemos pensado bien, para la construcción y la defensa de los lugares, [que] una colección general pueden hacer, y que cada hijo de conde, en su entrada a la universidad, darán cuarenta chelines, y cosas por el estilo en cada graduación, cuarenta chelines . Item, cosas por el estilo Cada señor hijo en cada momento, treinta chelines; cada hijo freeholding barón, veinte chelines: cada feuar [terrateniente] y substantious [bien-a-hacer] hijo caballero, una marca. Item, Cada substantious marido y el hijo de Burgess, en cada momento, diez chelines. Item, Cada uno de los restantes (con excepción de los ecónomos), cinco chelines en cada momento.

 

Y que esto se reunieron en una caja común, poner de acuerdo al director de los teólogos, cada director tiene una clave de la misma, se contará una vez cada año, con las reliquias [residuos] de los principios que se establezcan en el mismo, sobre el día quince de noviembre, en presencia del superintendente, rector y los directores de todo, y, en todo su consentimiento, o por lo menos la mayor parte de los mismos, reservados y utilizados únicamente en la construcción y la defensa de los lugares, y reparación de la misma, como siempre necesidad lo requiera. Y por lo tanto, el rector, con sus ayudantes, se llevará a cabo para visitar los lugares cada año una vez, incontinente después de ser promovido, en el último de octubre, o por el mismo.

 

Del privilegio de la Universidad

 

Al ver que deseamos que la inocencia se nos defienda en lugar de privilegio, creemos que cada persona de la universidad debe responder ante el preboste y Bailies de cada ciudad en donde las universidades son, por lo cual todos los delitos que se les acusa, sólo que el rector ser evaluador ellos en dichas acciones. En materia civil, si la pregunta es entre los miembros de la universidad en cada lado, haciendo su residencia y exercitation él por el momento, en cuyo caso, la parte llamada no estará obligado a responder, pero sólo antes de que el rector y sus asesores hasta ahora expresado. En todos los demás casos de persecución civil, la regla general de la ley para ser observado, Actor sequatur forum rei, etc [13]

 

Ítem, que el rector y todos los miembros inferiores de la universidad exentos de todas las imposiciones, impostas [obligaciones], los gastos de guerra, o cualquier otro cargo que pueda onerate [carga] o lo abstracto o ellos desde el cuidado de su oficina: tales como tutory, curaduría, diaconado, o cualquier cosas por el estilo, que se han establecido, o que en adelante se establecerá, en nuestra república, para el efecto, que más que problemas, que se puede esperar en cuanto a la educación de los jóvenes en el aprendizaje, que el otro otorgar la única vez en que exercitation más necesario.

 

Todas las otras cosas que tocan los libros que se leen en cada clase, y todos los asuntos particulares tales, nos referimos a la discreción de los maestros, directores y regidores, con sus bien asesorados consejos: no dudando si Dios concederá la tranquilidad, y si su gracia sabidurías para que activasen cartas en el género prescrito, dejaréis sabiduría y el aprendizaje para su posteridad, un tesoro más para ser apreciado ni [de] cualquier tesoro terrenal sois capaces de proveer para ellos, lo que, sin sabiduría, son más capaz de ser su ruina y confusión, de ayuda o consuelo. Y como esto es muy cierto, así que lo dejo con el resto de las materias primas que será valorada por la sabiduría de sus honores “, y establecer hacia adelante por su autorización para el avance más alto de esta comunidad, comprometidos con su cargo.

 

El Jefe Sexto – De las rentas y patrimonio de la Kirk

 

Estas dos clases de hombres, es decir, los ministros y los pobres, así como las escuelas, cuando el orden se tomará alrededor de la misma, debe ser sostenido en los cargos de la iglesia. Y por lo tanto, es necesario prever, cómo y de quién las sumas que debe ser levantado. Pero antes de entrar en la cabeza, hay que desear de sus honores, en el nombre del Dios eterno, y de su Hijo Jesucristo, que tenéis respecto a sus hermanos pobres, los trabajadores y los manurers de la tierra, que por estos bestias crueles, los papistas, han sido tan oprimidos que su vida les ha sido doloroso y amargo. Si tenéis autor aprobador de Dios y su reforma, ustedes no deben seguir sus pasos, pero debéis tener misericordia de vuestros hermanos, asignándoles a pagar teinds tan razonables [los diezmos], que se puede sentir algo de beneficio de Cristo Jesús predicó ahora a ellos.

 

Con el dolor de nuestro corazón nos enteramos de que algunos caballeros son ahora tan cruel sobre sus arrendatarios como siempre fueron los papistas, que requiere de ellos en absoluto antes de ser pagado a la iglesia, de modo que la tiranía papista sólo se transformará en la tiranía del señor o del laird. No nos atrevemos a halagar a sus honores, ni aún es rentable para usted que nosotros también. Si usted permite que tal crueldad que se utilizará, ni haréis, que por su autoridad debería gainstand tal opresión, ni [se] los que disfrutan de los mismos, escapar los juicios de Dios pesados ​​y temerosos. Los caballeros, barones, condes, barones y otros, deben contentarse con vivir de sus rentas justas, y sufren la iglesia para ser restaurado a su libertad, que, a su restitución, los pobres, que hasta ahora por los papistas crueles han sido mimado y oprimidos, ahora puede recibir una cierta comodidad y relax. [14]

 

Tampoco podemos juzgar a proceder de la justicia que un hombre debe reunir las teinds de otro, pero creemos que es una cosa muy razonable, que todo hombre tiene el uso de sus propios teinds, siempre que responda a los diáconos y tesoreros de la iglesia de la que justamente se nombrará a él. Requerimos diáconos y tesoreros en lugar de recibir las rentas, ni los propios ministros, porque la de los teinds debe no sólo a los ministros se mantenga, sino que también los pobres y las escuelas. Y por eso creo que más conveniente que los tesoreros comunes, a saber, los diáconos, serán designados de año en año, a recibir las rentas enteros pertenecientes a la iglesia, y que el mandamiento de ser dado, para que nadie se permitirá ya sea para recibir aún a intromit con cualquier cosa perteneciente al sostenimiento de la foresaid personas, pero como por el consentimiento común de la iglesia son nombrados al mismo.

 

Si creo que esto perjudique a las tachuelas y assedations [] explotaciones y arrendamientos de los que ahora poseen los teinds, hacerles entender que una posesión injusta no es posesión delante de Dios, para aquellos de quienes recibieron su título y presupone derecho eran, y son ladrones y asesinos, y no tenían tanto poder para enajenar el patrimonio y bien común de la iglesia. Y sin embargo, no son tan extremas, pero que deseamos justa recompensa que deben hacerse a tales sumas como han desembolsado en efectivo a los poseedores injustos (de modo que no ha sido de días de retraso en perjuicio de la iglesia), pero tal como están encontrado y conocido por hacer de colusión llanura de ninguna manera se debe mantener de usted. Y para ello, creemos que es más conveniente que todo aquel que tenga assedation [alquiler] de teinds o iglesias se advirtió abiertamente a producir su assedation y seguridad, que la cognición está tomando, el justo tacksman [arrendatario] puede tener una recompensa justa y razonable para los años que se van a ejecutar, el beneficio de que los años pasaron de ser considerado y deducido, y los injustos y conjeturó puede ser servido en consecuencia. Así que la iglesia, al final, puede recuperar su libertad y la libertad, y que sólo para el alivio de los pobres.

 

Sus honores puede fácilmente comprender que no hable ahora para nosotros mismos, sino a favor de los pobres y los trabajadores estafados y oprimidos por los sacerdotes, y por su cómplice pensionistas. Pues mientras que el vientre ocioso pensionista el sacerdote está delicadamente alimentados, los pobres, a los que una parte de ese pertenece por, se consumía con el hambre, y por otra parte los obreros verdaderos se vieron obligados a pagar lo que [ellos] no conviene, porque el obrero es ni deudor al perro tonto, llamado el obispo, ni aún a su pensionista contratado, pero es deudor sólo a la iglesia. Y la iglesia sólo está obligado a sostener y nutrir de sus cargos a las personas antes mencionadas: a saber, los ministros de la palabra, los pobres, y los maestros de la juventud.

 

Pero ahora, para volver al antiguo jefe. Las sumas que puedan sostener a estas personas forenamed, y proporcionar todo lo perteneciente a la preservación del orden y la política dentro de la iglesia, debe ser levantado de los teinds: a saber, la gavilla diezmo, diezmo heno, diezmo cáñamo, fibra diezmo [ lino], pescado diezmo, diezmo ternero, potro diezmo, diezmo cordero, lana diezmo, queso diezmo, etc, y porque sabemos que el diezmo razonablemente asumido, como se expresó antes, no será suficiente para cumplir con la necesidad anterior, pensamos que todas las cosas adoraba [dotada] a la hospitalidad, todas las rentas anuales, tanto en el burgo y de la tierra, pertenecientes a los sacerdotes, capillas, colegios, chaplainries, ya los frailes de todas las órdenes, a las hermanas de la Sienine, [15] y para todos otros de ese orden, y otros, dentro de este ámbito, se recibirán aún con el uso de la iglesia o iglesias en las ciudades o parroquias donde se adoraba. Además, para la defensa de las universidades y el sustento de los superintendentes, los ingresos de toda la temporalidad de los obispos, decanos “, y las tierras archdeans ‘, y todos los alquileres de las tierras pertenecientes a las iglesias catedrales de ningún tipo. Y, además, los comerciantes y artesanos ricos en burgos libres, que no tienen nada que ver con el abono de la tierra, tiene que hacer alguna disposición en sus ciudades, pueblos o lugares de residencia, para apoyar las necesidades de la iglesia.

 

Para los ministros, ya falta de los mismos a los lectores, se debe restaurar sus mansiones y sus glebes [tierras], porque si no, no puede aprovechar su rebaño en todo momento como su deber. Si alguna gleba exceder seis acres de tierra, el resto de permanecer en manos del poseedor, mientras que el orden se toma en el mismo. [16]

 

Los receptores y los coleccionistas de estos alquileres y los deberes deben ser los diáconos y tesoreros designados de año a año en cada iglesia, y que de común acuerdo y libre elección de la iglesia. Los diáconos pueden distribuir ninguna parte de lo que se recoge, sino por mandato de los ministros y de los ancianos, y se puede ordenar nada que entregar, pero como la iglesia antes de que haya determinado; a saber, los diáconos serán de los primeros en pagar las sumas , ya sea trimestral o de medio año a la mitad de año, para que los ministros de la iglesia ha señalado. Lo mismo se hará con los maestros de escuela, lectores y hospitales (si alguno), siempre recibiendo acquittances [recibos] para su vertido.

 

Si las sumas extraordinarias mentir [permanecer] para ser entregados, entonces deben los ministros, ancianos y diáconos consultar si la liberación de esas sumas se sostiene con la utilidad común de la iglesia o no, y si lo hacen universalmente de acuerdo y sea a condescender sentido afirmativo o negativo, entonces porque se encuentran en la oficina de crédito y para el año, pueden hacerlo mejor como parece a ellos. Pero si existe una controversia entre ellos, toda la iglesia se debe hacer al tanto, y después de que el asunto se exportaron [explicó], y las razones oído, el juicio de la iglesia con el consentimiento del ministro prevalecerá.

 

Los diáconos será atado y obligado a hacer cuentas a los ministros y ancianos de lo que han recibido todas las veces que la política fije. Y los ancianos, cuando se cambian (que debe ser cada año), deben limpiar sus cuentas antes de auditores, como la Iglesia misma fije. Y tanto los diáconos y los ancianos están cambiados, deberán entregar a los que se eligieron ahora, todas las sumas de dinero, granos, y otros beneficios que se reclinan en sus manos, de lo cual el boletos deben ser entregados a los superintendentes en su castigo, y por ellos para el gran concilio de la iglesia, que a su vez puede ser la abundancia como la indigencia de todas las iglesias de sobras conocido, que una razonable igualdad se puede tener a lo largo de todo el reino. Si esta orden se mantiene precisamente, la corrupción de repente no puede entrar. Para la elección libre y anual de los diáconos y los ancianos sufrirán ninguno de usurpar un dominio perpetuo sobre la iglesia, y el conocimiento del alquiler se les basten para recibir no más de lo cual se tendrá la obligación de hacer cuentas, la liberación del dinero para los nuevos funcionarios no sufran los particulares [a] utilizar en su negocio privado que pertenece al que los asuntos públicos de la Iglesia.

 

El Jefe del Séptimo – De Disciplina Eclesiástica

 

Como que no puede florecer mancomunidad o largo soportar sin buenas leyes, y la ejecución fuerte de lo mismo, tampoco puede la iglesia de Dios que trajo a la pureza, ni aún se mantiene en el mismo, sin que el orden de la disciplina eclesiástica, que se sitúa en reprender y corregir esos fallos que la espada civil, hace que olviden, no puede castigar. La blasfemia, adulterio, asesinato, perjurio y otros delitos capitales, dignos de muerte, no propiamente a caer bajo la censura de la iglesia debe, porque todos esos transgresores abiertos de las leyes de Dios debe ser llevado por la espada civil. Sin embargo, la embriaguez, el exceso (ya sea en la ropa, o sea en el comer y beber), la fornicación, la opresión de los pobres por exacciones, engañando de ellos en la compra o la venta por mete mal o medida, palabras sin sentido y una vida licenciosa que tienden a la calumnia, Qué bien relacionarse con la iglesia de Dios, para castigar a los mismos como comandos Palabra de Dios.

 

Pero como este maldito papado ha traído tanta confusión en el mundo, que ni era justamente elogiado virtud, ni vicio castigado severamente, la iglesia de Dios se ve obligado a sacar la espada, que de Dios que ha recibido, contra tales delincuentes abierto y manifiesto , maldecir y excomulgar a todo esto, como bien esos. quien la espada civil debe castigar como los otros, de toda participación con ella en la oración y los sacramentos, hasta el arrepentimiento abierta manifiestamente aparece en ellos Como la orden de excomunión y de continuar con lo mismo se ser grave y lento, por lo que, una vez que se pronunció en contra de cualquier persona, de qué estado y condición que quiera que sea, hay que tener con toda severidad. Para que las leyes hechas y no se mantiene engendra desprecio de la virtud y trae confusión y la libertad para pecar. Y por lo tanto este orden creemos conveniente señalar, antes y después de la excomunión.

 

En primer lugar, si el delito es secreto y conocido por pocos, y más bien se encuentra en la sospecha que en libertad condicional manifiesto, el acusado debe ser amonestado en privado a abstenerse de toda apariencia de mal, lo cual, si él promete hacer, y para declararse sobrio , honesto, y que teme a Dios, y el temor de ofender a sus hermanos, entonces podrá la admonición secreta suficiente para su corrección. Pero si bien desprecia la amonestación, o, después de la promesa hecha, no se muestran ni más prudente de lo que era antes, entonces es necesario que el ministro lo amonesto, a quien si se le encuentra desobediente, deben proceder de acuerdo con la regla de Cristo, como después se declarará.

 

Si el delito es público, y como tal es atroz, como la fornicación, la embriaguez, peleas, insultos común, o execración, entonces debería al delincuente a ponerse en la presencia de la ministra, los ancianos y diáconos, donde su pecado y el delito debe para ser declarado y aggredged [subrayado], por lo que su conciencia puede sentir lo mucho que ha ofendido a Dios, y lo que la calumnia se ha criado en la iglesia. Si aparecen signos de arrepentimiento sincero aparecen en él, y si él necesita para ser admitido al arrepentimiento público, el ministerio podrá nombrar a él un día en el que toda la iglesia se reúne en conjunto, que en presencia de todo lo que él puede dar testimonio del arrepentimiento que antes les profesaba : que, si acepta, y con reverencia es, confesando su pecado, y condenando el mismo, y deseando fervientemente a la congregación a orar a Dios con él misericordia, y que lo aceptara en su sociedad, a pesar de su delito anterior, el iglesia puede y debe [de] lo reciben como un penitente. Para que la iglesia debe ser más severa que Dios se declara, que es testigo de que, cualquiera que sea hora al pecador sinceramente se arrepiente y se aparta de su mal camino, que no va a recordar a uno de sus iniquidades [cf. Ez. 18:21-22, 33:14-16]. Y por lo tanto la iglesia diligentemente debería anuncio que no excomulgar a aquellos a quienes Dios absuelve.

 

Si el delincuente llamado ante el ministerio se encuentra terco y duro de corazón, o aquel en quien no hay señales de arrepentimiento aparece, entonces él debe ser despedido con una exhortación a considerar la herencia peligrosa en la que se encuentra, asegurándole que, si se encuentran en él no muestra otra enmienda de la vida, que se verán obligados a buscar otro recurso. Si dentro de un determinado espacio muestra su arrepentimiento al ministerio, deben presentarlo a la iglesia como antes se ha dicho.

 

Pero si continúa en su impenitencia, entonces la iglesia debe ser: advertido que esos crímenes se cometen en medio de ellos, lo que el ministerio ha sido reprendido, y la persona que provocó que se arrepientan, de lo cual, porque no hay signos aparecen a ellos, no podían menos que indicar a la iglesia los crímenes, pero no a la persona, que les exige seriedad a llamar a Dios para moverse y tocar el corazón del delincuente, por lo que de pronto y sinceramente se arrepiente de mayo.

 

Si la persona que calumnia, y al día siguiente de la reunión pública, el delito y la persona que debe ser notificada tanto a la iglesia, y su juicio debe exigírsele, si es que tales crímenes deben ser castigados sufrido entre ellos. Solicitar también se haría a la más discreta y más cercanas a los amigos del delincuente travail con él para llevar al conocimiento de sí mismo y de su estado peligroso, con un mandamiento dado a todos los hombres a llamar a Dios por la conversión de los los impenitentes. Si un solemne y una oración especial se hicieron y hechos con ese fin, la cosa debe ser el más gravemente hecho.

 

El tercer domingo, el ministro debe exigir si los impenitentes se ha declarado ningún signo de arrepentimiento a todo el ministerio, y si lo ha hecho, puede entonces el ministro lo designe para ser examinado por todo el ministerio, ya sea instantáneamente o en otro día fijado para el consistorio, y si el arrepentimiento aparece, además del delito, a partir de su desprecio largo, entonces puede que se presentará a la iglesia, y hacer su confesión, y para ser aceptados, como antes se ha dicho. Pero si ningún hombre significa su arrepentimiento, entonces él debe ser excomulgado, y por boca del ministro, el consentimiento del ministerio, y el mandamiento de la Iglesia, tal contemner debe pronunciarse excomulgado de Dios, y de la sociedad de su iglesia.

 

Después de lo cual ninguna persona puede frase (su esposa y su familia sólo exceptuados) tiene algún tipo de conversación con él, ya sea en el comer y beber, comprar o vender, sí, para saludar o hablar con él, salvo que sea por mandato o licencia del ministerio de su conversión, que él, por los medios confundido, viéndose aborrecido de los fieles y piadosos, pueden tener ocasión de arrepentirse y salvarse así. La sentencia de excomunión debe ser publicada universalmente por todo el reino, no sea que cualquier hombre debería fingir ignorancia.

 

Sus hijos engendrados o nacido después de esa frase y antes de su arrepentimiento, no pueden ser admitidos al bautismo, ya sea hasta que son mayores de edad a exigir lo mismo, o de lo que la madre, o de algunos de sus amigos especiales, los miembros de la iglesia, la oferta y presentar al niño, aborrecer y condenar la maldad y el desprecio obstinado de los impenitentes. Si alguno piensa que severo que el niño debe ser castigado por el pecado del padre, hacerles entender que los sacramentos sólo Pertenecen a los fieles ya su descendencia, pero como tercamente despreciar toda admonición divina, y obstinadamente permanecer en su iniquidad, no puede ser explicada entre los fieles.

 

La Orden del interno Públicas

 

Hemos hablado nada de aquellos que cometen crímenes horribles, como asesinos, hombre-victimarios, los adúlteros, porque tal (como hemos dicho) la espada civil debe castigar a la muerte. Pero en caso de que se les permita vivir, entonces debe la iglesia, como antes se dijo, sacar la espada de Dios que ella ha recibido, sosteniéndolos como maldito, incluso en su [muy] hecho, el delincuente se llama en primer lugar, y el orden de la iglesia usada en su contra, de la misma manera como las personas que por impenitencia obstinada públicamente excomulgados, de modo que el impenitente obstinado, después de la sentencia de excomunión, y el asesino o adúltero, de pie en un caso como en cuanto al juicio de la [ iglesia], es decir, ninguno de los dos pueden ser recibidos en la comunión de la iglesia a las oraciones o sacramentos (pero a la audición de la palabra se puede), hasta que primero que se ofrecen al ministerio, con humildad que requiere que los ministros y los ancianos para orar a Dios por ellos, y también a ser intercesores a la iglesia, para que puedan ser admitidos al arrepentimiento público, por lo que a la realización de los beneficios de Cristo Jesús, distribuido a los miembros de su cuerpo.

 

Si esta solicitud es hecha con humildad, entonces no pueden los ministros se niegan a significar lo mismo para con la iglesia, al día siguiente de la predicación pública, el ministro dando exhortación a la iglesia para rezar a Dios para llevar a cabo la obra que parece haber comenzado, trabajando en el corazón del delincuente sincero arrepentimiento de su delito grave, y el sentido y el sentimiento de su gran misericordia, mediante la operación de su Espíritu Santo. Después de un día al público debe ser asignado a él para darle abierta confesión de su delito y desprecio, y así hacer una satisfacción pública a la iglesia de Dios. Qué día, el delincuente debe comparecer en presencia de toda la iglesia, y con su propia boca maldita sea su propia impiedad, confesar públicamente lo mismo, Dios deseante de su gracia y misericordia, y su congregación, que agradará a los que lo aceptara en su sociedad, como antes se ha dicho. El ministro le debe examinar con diligencia si se encuentra con un odio y disgusto de su pecado, y de su crimen como de su desprecio: que, si confiesa, él debe travail con él, para ver qué esperanza tiene de la misericordia de Dios.

 

Y si lo encuentra razonablemente instruido en el conocimiento de Cristo Jesús [y] en la virtud de su muerte, entonces puede la comodidad ministro le promesas infalibles de Dios, y la demanda de la iglesia si ellos están contentos de recibir esa criatura de Dios ( quien Satanás antes había dibujado en sus redes), en la sociedad de su cuerpo, al ver que se declara penitente. Lo cual, si las subvenciones iglesia, ya que no podemos negar justamente lo mismo, entonces debería el ministro en la oración pública le encomiendo a Dios, confesar el pecado de ese delincuente, y de la misericordia iglesia deseo toda la gracia y por el amor de Cristo Jesús . ¿Qué oración se terminó, el ministro debería exhortar a la iglesia para recibir ese hermano penitente a su favor, ya que requieren a Dios que se reciben cuando han ofendido, y en señal de su consentimiento, los ancianos y los príncipes de la iglesia se toma el penitente de la mano, y uno o dos en nombre de la totalidad se besan y se abrazan a él con toda reverencia y gravedad, como miembro de Cristo Jesús.

 

¿Qué se está haciendo, el ministro exhortará a la reconciliado con diligencia cuidéis en los tiempos venideros que la trampa de Satanás no le en esos crímenes, amonestando a lo que no va a dejar de tentar y probar todos los medios posibles para traerlo de que la obediencia que le ha dado a Dios, ya la ordenanza de su Hijo Cristo Jesús. La exhortación se terminó, el ministro debe dar gracias públicamente a Dios por la conversión de que su hermano, y por los beneficios que recibimos por medio de Jesucristo, orando por el aumento y la continuidad de la misma.

 

Si el penitente, después de que él mismo se ha ofrecido al ministerio, ni a la iglesia, se encuentra ignorante en los principales puntos de nuestra religión, y sobre todo en el artículo de la justificación y de la oficina de Cristo Jesús, entonces debería ser exactamente las instrucciones antes de que se reciba. Para una burla de Dios es para recibirlos en el arrepentimiento que no sabe donde está su medicamento, cuando se arrepienten de su pecado.

 

Las personas sujetas a la disciplina

 

Para la disciplina debe todos los estados dentro de este ámbito estarán sujetos si ofenden, además de los gobernantes como quienes son gobernados, sí, y los propios predicadores, así como los más pobres dentro de la iglesia. Y debido a que el ojo y la boca de la iglesia debe ser más simple e irreprensible, la vida y la conversación de los ministros debe más diligentemente para ser juzgado. De lo cual vamos a hablar, después de haber hablado de la elección de ancianos y diáconos, que debe ayudar a los ministros en todos los asuntos públicos de la iglesia, etc

 

La octava cabeza – a la elección de los Ancianos y Diáconos, etc

 

Los hombres de mejor conocimiento de la palabra de Dios, de la vida más limpia, fiel hombres, y de la mayor manera de vivir que se puede encontrar en la iglesia, deben ser nombrados para estar en las elecciones, y los nombres de los mismos deben ser leídos públicamente a toda la iglesia por el ministro, lo que les anuncio que, de entre éstos se elegirán ancianos y diáconos. Si alguno de los nominados se nota de infamia pública, debería ser rechazado, porque no es decoroso que el siervo de corrupción tendrá la facultad de juzgar en la iglesia de Dios. Si alguien conoce a otros con mejores cualidades dentro de la iglesia que los que son nominados, vamos a poner en la elección, para que la iglesia tiene la opción.

 

Si las iglesias son de menor número de ancianos y diáconos que se puede elegir de entre ellos, entonces puede que también se unirá a la iglesia adyacente siguiente, por la pluralidad de iglesias, sin ministros y el orden, y no harán mal que edifiquen.

 

La elección de los ancianos y los diáconos deben ser usados ​​una vez al año (lo que juzgamos ser más conveniente el primer día de agosto), no sea que por larga continuación de tales funcionarios, los hombres presumen sobre la libertad de la Iglesia. No duele que un hombre se mantiene en el cargo más años de los que uno, por lo que es designado anualmente por elección común y libre, a condición de siempre, que los diáconos, tesoreros, no ser obligado a recibir la oficina de nuevo por espacio de tres años.

 

¿Cómo los votos y sufragios puede ser mejor recibido, para que cada hombre pueda dar su voto libremente, cada iglesia puede tomar varios dicha orden como mejor les parece.

 

Los ancianos están elegidos deben ser amonestados de su oficina, que es ayudar al ministro en todos los asuntos públicos de la Iglesia: a saber, al juzgar y discernir las causas, al dar la amonestación al hígado licenciosa, en que el respeto a las costumbres y conversación de todos los hombres bajo su cargo, porque por la gravedad de los adultos mayores, la luz y la vida desenfrenada del deber ser licencioso [a] ser corregido y embridado.

 

Sí, las personas mayores deben estar atentos a la vida, la educación, trabajo y estudio de sus ministros. Si él es digno de advertencia, se le debe amonestar, de corrección, tienen que corregirlo. Y si él es digno de deposición, que, con el consentimiento de la iglesia y el superintendente, podrá destituirlo, por lo que su crimen lo merece. Si un ministro es la luz en la conversación, por sus mayores y ancianos que debía ser amonestado. Si él es negligente en el estudio, o uno que vakes [asiste] no a su cargo y el rebaño, o uno que no propones doctrina fructífero, se merece más nítida amonestación y corrección. Para la cual, si se le encuentra terco y desobediente, entonces pueden los ancianos de una iglesia quejarse ante el ministerio de los dos próximos iglesias adyacentes, donde los hombres de mayor gravedad son, a cuya amonestación, si es encontrado desobediente, debería quedará liberado de su ministerio hasta su arrepentimiento aparece, y un lugar vacante para él.

 

Si algún ministro se deprehended en algún delito notable, como fornicación, el adulterio, el asesinato, la masacre hombre, el perjurio, la enseñanza de la herejía, o como cualquier tales merecen la muerte, o [que] puede ser una nota de infamia perpetua, que debía ser depuesto para siempre. Por herejía, nos referimos perniciosa doctrina claramente enseñó y defendió obstinadamente, contra las bases y los principios de nuestra fe. Y ese crimen juzgamos para merecer perpetua deposición del ministerio, para la mayoría de nosotros sabemos peligroso que sea, para cometer el rebaño a un hombre infectado con la peste de la herejía.

 

Algunos crímenes merecen la deposición por un tiempo, y mientras que [hasta] la persona da declaración de mayor gravedad y honestidad: como si un ministro es deprehended borracho, pendenciero o en la lucha, un calumniador abierto, un infamer de su vecino, faccioso y un [ sembrador] de la discordia, él puede ordenar el cese de su ministerio, hasta que declare las señales de arrepentimiento, en la cual, la iglesia se le respeten el espacio de veinte días o más, ya que la iglesia se cree conveniente, antes de que proceder a una nueva elección.

 

Cada iglesia inferior será uno de sus mayores y uno de sus diáconos, una vez en el año, notificar al ministerio de la iglesia del superintendente, la vida, las costumbres, el estudio y diligencia de sus ministros, a fin de que el criterio de algunos puede corregir la lenidad de otros.

 

No sólo puede la vida y costumbres de los ministros están bajo censura y el juicio de la Iglesia, sino también [la] vida y costumbres de sus esposas, hijos y familiares. El juicio debe ser tomada, que ni vive escandalosamente, ni aún con avaricia, sí, el respeto debe ser tenido como gastan el sueldo designado para su vida. Si un estipendio razonable es nombrado, y viven con avaricia, deben ser exhortados a vivir de tal manera que reciban, pues, como el exceso y lo superfluo no es tolerable en un ministro, por lo que es la avaricia y el afán cuidadoso de dinero y equipo a ser absolutamente condenados en los siervos de Cristo, y especialmente en aquellos que son alimentados al cargo de la iglesia. Juzgamos impropio y no tolerable que los ministros se abordaron en común cervecerías o tabernas.

 

Ni aún hay un ministro les permitirá frecuente y por lo general rondan el tribunal, a menos que sea por un tiempo, cuando se le sea enviado por la iglesia, ni aún solicitado por la autoridad para su consejo y juicio. Ni aún tiene que ser uno del consejo en asuntos civiles, sea juzgado nunca tan adecuada para tal fin, pero ya sea que se extinguirá el ministerio (que en su propio placer, no pueden hacer), o bien de que lleva carga en materia civil asuntos, a menos que sea para ayudar al Parlamento, si se llama.

 

El oficio de los diáconos, como se declaró antes, va a recibir las rentas y recoger las limosnas de la iglesia, para mantener y distribuir el mismo, como por el ministerio de la iglesia serán nombrados. También pueden ayudar en el juicio con los ministros y ancianos, y puede ser admitido a leer en la asamblea si se le pide, y se encuentran a la misma capaz.

 

Los ancianos y diáconos, con sus esposas y familias, deben estar bajo el mismo reproche que se prescribe para los ministros, porque ellos deben tener cuidado sobre su oficina, y al ver que ellos son los jueces de las costumbres de los demás, su propia conversación debe ser irreprensible. Deben ser sobrios y humildes amantes y artistas de la concordia y la paz y, por último, deben ser el ejemplo de santidad a los demás. Y si por el contrario aparece la misma, deben ser amonestado por el ministro o por algunos de sus hermanos del ministerio, si el fallo es secreto, y si es abierta y conocida, debe ser reprendido ante el ministerio, y lo mismo Para mantenerse en contra de la tercera edad o diácono, que antes se describe en contra del ministro.

 

Creemos que no es necesario que cualquier estipendio público serán nombrados ya sea para los ancianos, o aún a los diáconos, ya que su parto continúa, pero por un año, y también debido a que no están tan ocupados con los asuntos de la iglesia, sino que razonablemente puedan asistir a sus negocios extradoméstico.

 

El Jefe Novena – En cuanto a la política de la Iglesia

 

Política que llamamos un ejercicio de la iglesia en las cosas de los que pueda traer el grosero e ignorante al conocimiento, o bien inflamar la. Aprendido a mayor fervor, o para conservar la iglesia en buen estado Y del mismo hay dos tipos: uno absolutamente necesario, ya que la palabra sea verdaderamente proclamada, los sacramentos ministró con razón, las oraciones comunes hechas públicamente, que los niños y las personas groseras ser instruidos en los principales puntos de la religión, y que los delitos corregirse y castigados. Estas cosas, se dice, son tan necesarias, que sin la misma no hay cara visible de una iglesia. El otro es rentable, pero no de mera necesidad: como, que se debe cantar salmos, que ciertos lugares de las Escrituras deben ser leídos cuando no hay sermón, [y] que ese día o el día en que, pocos o muchos en la semana , la iglesia debe montar. De estos y otros tales que no podemos ver cómo un cierto orden puede ser establecida. Porque en algunas iglesias los salmos pueden ser convenientemente cantado, en otros, tal vez, no pueden. Algunas iglesias pueden celebrar todos los días, algunos tres veces o dos veces en la semana, algunos tal vez sólo una vez. En estos, y como tal, debe cada iglesia en particular, por su propio consentimiento, designar a su propia política.

 

En las ciudades grandes, creemos conveniente que cada día hay ser o sermón, o bien oraciones comunes, con un poco de ejercicio de la lectura de las Escrituras. ¿Qué día es el sermón público, no podemos exigir o autorizar que en gran medida las oraciones comunes públicamente utilizado, no sea que, o bien fomentará la gente de la superstición, que vienen a las plegarias, ya que vienen a la Misa, o bien darles ocasión pensar que los hay oraciones que se hacen antes y después del sermón.

 

En cada ciudad notable, se requiere que un día, además del domingo, sea nombrado para el sermón y la oración, la cual, durante el tiempo del sermón, debe estar libre de todo ejercicio del trabajo, así como del maestro como de los servidores . En ciudades más pequeñas, como hemos dicho, el consentimiento común de la iglesia debe poner orden. Pero el domingo debe mantenerse rigurosamente, tanto antes como después del mediodía, en todas las ciudades. Antes del mediodía, la palabra debe ser predicada y los sacramentos ministró, como también solemnizado el matrimonio, si la oferta de ocasión. Pasado el mediodía, los niños pequeños deben ser examinadas públicamente en su catecismo en oídos del pueblo, en hacer de lo cual el ministro debe tomar gran diligencia, y también para hacer que las personas entiendan las preguntas proponed, como las respuestas, y la doctrina de que pueden se recogieron de los mismos. El orden y cuánto está establecido para todos los domingos, ya distincted en nuestro Libro de Orden Común; catecismo que es el más perfecto que jamás haya todavía se usaba en la iglesia [17] En la tarde también puede ser ministrado bautismo, cuando la ocasión lo es. ofrecido de grande fatiga antes del mediodía. Es necesario destacar también que las oraciones se usa en la tarde en el domingo, donde no hay ni predicar ni catecismo.

 

Se pertenece por la política de la iglesia para designar a los tiempos en que los sacramentos será otorgada. El bautismo puede ser cuando quiera que ministró se predica la palabra, pero creemos que es más conveniente que sea ministrado al domingo, o en el día de oraciones, sólo después del sermón, en parte para eliminar este grave error por el engañado que muchos piensan que los niños están condenados si mueren sin bautismo, y en parte a que la población ayudar a la administración de este sacramento con mayor reverencia que ellos. Porque veo la gente comienza a llenarse ya cansado a causa de la frecuente repetición de esas promesas.

 

Cuatro veces al año, creemos que suficiente para la administración de la Cena del Señor, que queremos ser distintos, que la superstición de tiempos pueden evitarse siempre que sea. Sus honores no ignoramos cómo supersticiosamente a la gente correr para que la acción a Pasche, así como [si] el tiempo le dio la virtud del sacramento, y como el resto del año son descuidados y negligentes, ya que no les pertenece por pero en ese tiempo sólo. Creemos por lo tanto, más conveniente, que el primer domingo de marzo se nombrará por un [tiempo], el primer domingo de junio por otro, el primer domingo de septiembre para la otra, y el primer domingo de diciembre para el cuarto. No negamos pero que cualquier iglesia varios, por causas razonables, puede cambiar la hora, y puede ofter ministro, pero se estudia suprimir la superstición. Todos los ministros deben ser amonestados a ser más cuidadosos para instruir a los ignorantes que dispuesto a satisfacer sus apetitos, y más fuerte en el examen de indulgencia, al admitir a ese misterio tan grande como no conocen el uso y la virtud de los mismos. Y por lo tanto pensamos que la administración de la tabla nunca debe ser sin que pase el examen antes, especialmente de aquellos cuyo conocimiento es sospechoso. Creemos que ninguno es apto para ser admitidos en los misterios que formalmente no se puede decir la Oración del Señor, los artículos de la fe, y declarar la suma de la ley.

 

Además, creemos que es una cosa muy conveniente y necesario, que cada iglesia tiene una Biblia en Inglés, y que la gente se manda a convocar para escuchar la simple lectura o interpretación de la Escritura, como la iglesia nombrará, para que por la lectura frecuente esta crasa ignorancia, que en el papado maldito ha desbordado todos, en parte puede ser eliminado. Creemos que es más conveniente que las Escrituras se leen en orden, es decir, que un poco de libro del Antiguo y el Nuevo Testamento se comenzó y ordenada leer hasta el final. Y lo mismo podemos juzgar de la predicación, donde el ministro de [la] parte más queda en un solo lugar. Por esta omisión y divagación [errante] de un lugar a otro de la escritura, ya sea en la lectura, o sea en la predicación, no juzgar tan rentable para la edificación de la iglesia, de la siguiente manera continua de un texto.

 

Cada maestro de la casa debe ser ordenado ya sea para instruir, o bien causar [a] ser instruidos, sus hijos, sirvientes y familiares, en los principios de la religión cristiana, sin el conocimiento de lo cual ninguno debería ser admitido a la mesa de la Señor Jesús. Por ejemplo, es tan torpe e ignorante es así, que ni ellos mismos pueden intentar, ni aún conoce la dignidad y el misterio de esa acción, no se puede comer y beber de esa tabla dignamente. Y por lo tanto de la necesidad que lo juzgue, que cada año por lo menos, el examen público se tenía por los ministros y ancianos de los conocimientos de cada persona dentro de la iglesia: a saber, que todos los señores de la casa se vienen, y sus familiares ( tantos como se llegue a la madurez), antes de que los ministros y ancianos, para dar a la confesión de su fe, y para responder a estos puntos principales de la religión como los ministros se exigen. Tal como son ignorantes en los artículos de su fe, entender no, ni no puede ensayar los mandamientos de Dios, el que no sabe orar, ni whereinto su justicia consiste, no debe ser admitido a la mesa del Señor. Y si se obstinan en continuar, y sufren sus hijos y criados para continuar en la ignorancia voluntaria, la disciplina de la iglesia debe actuar contra ellos a la excomunión, y entonces el asunto debe remitirse al magistrado civil. Para ver que el justo vive por su fe, y que Cristo Jesús justifica por el conocimiento de sí mismo, lo juzgamos insufrible que los hombres se les permitirá vivir y seguir en la ignorancia como miembros de la iglesia de Dios.

 

Por otra parte, los hombres, mujeres y niños se exhortó a ejercitarse en los Salmos, que cuando la iglesia se reúne y hace cantar, pueden ser los más capaces, junto con el corazón y la voz común para alabar a Dios.

 

En las casas particulares nos parece conveniente, que la persona más grave y discreto uso de las oraciones comunes en la mañana y en la noche, para la comodidad y la instrucción de los demás. Para ver lo que contemplamos y vemos la mano de Dios ahora en la actualidad nos golpea con diversas plagas, creemos que es un desprecio de sus juicios, o una provocación de su ira más que se ha encendido contra nosotros, si no son movidos al arrepentimiento de nuestra ingratitud anterior, y la invocación sincera de su nombre, cuyo único poder puede (y gran misericordia voluntad), si sinceramente convertir a él, quite de nosotros estas terribles plagas que hoy por nuestras iniquidades se ciernen sobre nuestras cabezas. Convertir nosotros, oh Señor, y que se convertirá [cf. Jer. 17:14].

 

Para la predicación, e interpretación de las Escrituras, etc

 

A fin de que la iglesia de Dios puede tener una prueba de conocimiento de los hombres, los juicios, las gracias y expresiones, y también, que como poco se han beneficiado en la palabra de Dios que de tiempo en tiempo crecer a la perfección más completa para servir a la iglesia, como necesidad requerirá: es más conveniente que en cada ciudad, donde las escuelas y la reparación de los sabios son, que haya un cierto día cada semana designado [a] que el ejercicio que San Pablo llama a profetizar. El orden de lo cual se expresa por él en estos términos: Que dos o tres profetas hablen, y dejar que el juez resto. Pero si algo se le reveló que estuviere sentado, calle el primero guardar silencio. [Para] podáis, uno por uno, todos profetizan, para que todos aprendan, un d todos puedan recibir consuelo. Y los espíritus (es decir, los juicios) de los profetas están sujetos a los profetas [1 Cor. 14:29-32]. De las cuales palabras del apóstol, es evidente que en Corinto, cuando la iglesia se reúnen para tal fin, en algún lugar de las Escrituras se lee, en el que, primero dio su sentencia a la instrucción y consuelo de los auditores de cuentas, después de los cuales lo otro, o bien confirmar lo que el primero había dicho, o lo que agregó que había omitido, o que suavemente corregir o explicar más adecuadamente en toda verdad no fue revelado a los primeros. Y en caso de que algunas cosas se escondieron de la una y de la otra, a la libertad fue dada a la tercera a hablar su juicio para la edificación de la iglesia. Por encima de la cual el número de tres (como aparece), no pasa, para evitar la confusión.

 

Estos ejercicios, se dice, son cosas más necesarias para la iglesia de Dios hoy, en Escocia. Por lo tanto (como se dice) la iglesia debe tener criterio y conocimiento de las gracias, y declaraciones de cada uno dentro de su propio cuerpo, lo simple, y tal como han beneficiado poco, se animó a diario para estudiar y proceder en el conocimiento, la iglesia será edificada (para este ejercicio debe ser patente que son como lista para escuchar y aprender), y cada hombre tendrá libertad para pronunciar y declarar su mente y el conocimiento para la comodidad y la edificación de la iglesia.

 

Pero por temor a que de un ejercicio rentable puede surgir el debate y la contienda, curioso, extraño peregrino [] y preguntas no rentables deben ser evitados. Todas las interpretaciones discordantes de los principios de nuestra fe, repugning a la caridad, o que se interponen en plena contradicción a cualquier otro lugar de las Escrituras manifiestan, deben ser rechazadas. El intérprete en ese ejercicio no puede tomar para sí la libertad de un predicador público, sí, aunque él es un ministro nombrado, pero él debe unirse a su texto, que no entran por disgression en la explicación de lugares comunes. Se puede usar sin invectiva en ese ejercicio, a menos que sea con sobriedad en refutar las herejías. En exhortaciones o amonestaciones que debe ser corto, que el tiempo puede ser gastado en la apertura de la mente del Espíritu Santo en ese lugar, en el seguimiento del expediente [supuesto] y la dependencia del texto, y en la observación de las notas que puedan instruir y edificar el auditure. Para evitar la discordia, ni puede el intérprete, no ha quedado nadie de la asamblea, mover cualquier pregunta en audiencia abierta en aquello a sí mismo no se contenta con dar resolución sin razonar con cualquier otro, sino que cada hombre debe hablar su propio juicio para la edificación de la iglesia.

 

Si se observa con curiosidad, o traer cualquier doctrina extraña, debe ser amonestado por los moderadores, los ministros y de los ancianos, inmediatamente después de que la interpretación ha terminado. Los miembros completos y el número de ellos que son de la asamblea ha de reunirse juntos, cuando el examen debería tenerse en cuenta, como las personas que sí lo hizo interpretar manejar y transportar la materia, sino que ellos mismos se retira hasta que cada hombre ha dado su censura, después de la que, las personas que se llama, los fallos (si se encuentra cualquier notable) se observó, y la persona suavemente ISHED admon. En la última asamblea que todas las preguntas y dudas que surgen (en su caso) debe ser resuelto sin contención.

 

Los ministros de las iglesias parroquiales en dirección a la tierra, junto a cada ciudad principal, y los lectores, si tienen algún don de interpretación en los seis millas debe asistir y concurrir a los que profetizan dentro de las ciudades, a fin de que ellos mismos o bien puede aprender, o de lo que otros pueden aprender de ellos. Y por otra parte, los hombres en quienes se supone regalos a ser lo que podría edificar a la iglesia si se aplica bien, debe ser cargada por los ministros y los ancianos para que se unan a la sesión y la compañía de intérpretes, a fin de que la iglesia puede juzgar si son capaces de servir a la gloria de Dios y para el beneficio de la iglesia en la vocación de los ministros o no. Y si se encuentra alguna desobedientes, y no estaba dispuesto a comunicar los dones y gracias espirituales de Dios con sus hermanos, después de la advertencia suficiente, la disciplina debe proceder en contra de ellos, a condición de que el magistrado civil de acuerdo con el juicio y la elección de la iglesia. Porque nadie puede permitirse vivir como mejor le plazca dentro de la iglesia de Dios, sino que cada hombre debe ser obligado, por la amonestación y la corrección fraterna, para otorgar sus labores, cuando la iglesia se le pide, a la edificación de los demás.

 

¿Qué día de la semana es más conveniente para ese ejercicio, y lo que los libros de las Escrituras será más rentable para ser leído, nos referimos al juicio de cada Iglesia particular, nos referimos, a la sabiduría de los ministros y ancianos.

 

Del Matrimonio

 

Debido a que el matrimonio, la ordenanza bendito de Dios, en este maldito papado ha sido menospreciado en parte, y en parte ha sido tan infirmed, que las personas unidas nunca podría estar seguro de la continuidad, si los obispos y prelados lista para disolver el mismo, tenemos parecía bien mostrar cómo nuestros juicios tal confusión en los tiempos venideros pueden ser mejor evitar.

 

Y en primer lugar, la inhibición pública debe ser que no haya personas en el poder y la obediencia de los otros, como hijos e hijas, [y] los que tengan menos conservadores, ni los hombres ni las mujeres, el matrimonio en secreto y sin contrato [el conocimiento de sus padres, tutores o curadores, bajo cuyo poder se encuentren, por el momento]: que si lo hacen, la censura y la disciplina de la Iglesia [debe] para proceder contra ellos. Si el hijo o hija, o de otros, tienen su corazón tocado por el deseo del matrimonio, están obligados a dar ese honor a los padres que se abran a ellos su afecto, les pide consejo y ayuda, ¿cómo marcha eso, que lo juzgan a ser de Dios, se puede realizar. Si el padre, amigo o maestro, gainstand su solicitud, y no tienen otra causa que la especie común de los hombres tienen (a saber, la falta de bienes, o porque no son tan alta cuna, ya que requieren), pero no debe las partes cuyos corazones se tocan hacer ningún pacto hasta nueva declaración se hace a la iglesia de Dios. Y, por lo tanto, una vez que han abierto sus mentes a sus padres u otras personas tales como los guarden, se debe declarar también al ministerio o al magistrado civil, que les exige travail con sus padres por su consentimiento, que que ver que están obligados. Y si ellos, a saber, el magistrado o ministros, no encuentran una causa justa por qué el matrimonio no es obligatorio se cumpla, entonces, después de la advertencia suficiente para el padre, amigo, maestro, o superior, que ninguno de ellos se resisten a la obra de Dios , el ministerio o magistrado puede entrar en el lugar de los padres, y con previo consentimiento de sus peticiones sólo podrá admitir al matrimonio. Para la obra de Dios no debe ser obstaculizado por los afectos corruptos de los hombres mundanos. La obra de Dios que llamamos [it], cuando dos corazones (sin suciedad antes de cometido) están unidos, que tanto necesita y se contentan con vivir juntos en ese sagrado vínculo del matrimonio.

 

Si un hombre comete fornicación con la mujer a la que se requiere en el matrimonio, a continuación, hacer las dos cosas perder este beneficio antedicho, además de la iglesia como del magistrado, porque ninguno de los dos debe ser intercesores o defensores de los fornicarios inmundicia. Pero el amigo de su padre, o la más cercana, cuya hija es ser virgen desflorada, tiene el poder de la ley de Dios para obligar al hombre que hizo que el daño a casarse con su hija. O, si el padre no lo acepte por razón de su delito, entonces podrá exigir al punto [dote] de su hija, que si el delincuente no puede pagar, entonces debe el juez civil para castigar su cuerpo por algún otro castigo.

 

Y debido a que la fornicación, la prostitución y el adulterio son pecados más comunes en este ámbito, se requiere de sus honores, en el nombre del Dios Eterno, que el castigo severo, según que Dios ha mandado, se ejecutará contra tales delincuentes perversos. Porque no dudo que esos crímenes enormes, abiertamente comprometido, provocar la ira de Dios, como el apóstol habla, no sólo de los delincuentes, sino también en lugares como el que, sin castigo, se han comprometido.

 

Pero volvamos a nuestro primer propósito: el matrimonio no debe contraerse entre personas que no tienen elección por falta de entendimiento, y por lo tanto afirmamos nosotros, que bairns [los niños] y los niños no pueden ser legalmente casados ​​en su minoría de edad, a saber, la hombre dentro de los catorce años de edad, y la mujer dentro de los doce años, por lo menos. Que si por casualidad alguno para haber sido, y han mantenido sus cuerpos siempre por separado, no podemos juzgar a presos a cumplir como marido y mujer, en razón de que la promesa de que, en presencia de Dios era ninguna promesa en absoluto. Pero si en los años de juicio que han abrazado el uno al otro, a continuación, en razón de su consentimiento pasado, han ratificado lo que otros hicieron promesas para ellos en su juventud.

 

En una iglesia reformada, el matrimonio no debe ser utilizado en secreto, pero en la cara abierta y audiencia pública de la Iglesia. Y para evitar los peligros, es conveniente que las amonestaciones ser proclamado públicamente tres domingos (salvo que las personas son [tan] conoce, que no sospecha de peligro puede surgir, a continuación, las amonestaciones pueden ser acortados a discreción del ministerio). Pero de ninguna manera podemos admitir el matrimonio para ser utilizado en secreto, sin embargo honorable que las personas son. El domingo antes de sermón que pensamos más conveniente para el matrimonio, y que sea utilizado ningún día más sin el consentimiento de todo el ministerio.

 

El matrimonio, una vez contraído válidamente, no podrá ser disuelta en el placer del hombre, como nuestro señor Cristo Jesús hace testigo, a menos que el adulterio es cometido, que, al estar suficientemente probada en presencia del magistrado civil, los inocentes (si es que así lo requieran) debe ser pronunciada libre, y el acusado debe sufrir la muerte como Dios lo ha mandado. Si la espada civil, tontamente perdona la vida del delincuente, sin embargo, la iglesia no puede ser negligente en su oficina, que es excomulgar a los malos, y les reputación como miembros muertos, y pronunciar la parte inocente de estar en libertad, ser nunca tan honorable ante el mundo. Si la vida está a salvo (ya que no debería ser) a los infractores, y si los frutos del arrepentimiento de tiempo aparecen en ellos, y si lo desean fervientemente a reconciliarse con la Iglesia, consideramos que pueden ser recibidas a participación de los sacramentos y de los otros beneficios de la iglesia (ya que no querían que la iglesia debe mantener los excomulgados quienes Dios absuelto, es decir, el penitente).

 

Si cualquier demanda, ya sea que el agresor después de la reconciliación con la Iglesia, no puede casarse de nuevo: contestamos que si ellos no pueden vivir continente, y si la necesidad es tal que temen reincidencia de Dios, no podemos prohibir que utilicen el remedio ordenado por Dios. Si el ofendido puede ser reconciliado con el delincuente, hay que afirmar que de ninguna manera debe ser legal al infractor a casarse con cualquier otra, salvo la parte que antes ha sido ofendido, y la celebración del matrimonio, ésta deberá al aire libre frente a la iglesia como como la primera, pero sin proclamación de amonestaciones.

 

Esto lo hacemos oferta como el mejor consejo que Dios da a nosotros en la doubtsome un caso. Pero el más perfecto reforma eran, si sus señorías que dar a Dios el honor y la gloria, para que vosotros prefiere su mandamiento expreso a sus propios juicios de corrupción, sobre todo en el castigo de los crímenes que él manda a ser castigado con la muerte. Porque de esta manera os habéis deben declarar los oficiales reales y obediente de Dios, y su mancomunidad debe deshacerse de los problemas innumerables.

 

No significa, que los pecados cometidos en nuestra ceguera anterior (que están casi enterrados en el olvido), se llama de nuevo a examen y el juicio. Pero es necesario que la ley puede ser ahora y en el futuro lo establecido y ejecutado, que esta impunidad impío de los pecados no tienen cabida dentro de este reino. Porque en el temor de Dios, significan a vuestros honores, para que todo aquel convence a vosotros para que podáis perdonar a donde Dios la muerte de comandos, engaña sus almas, y provoca que a ofender majestad de Dios.

 

De Entierro

 

Entierro en todas las épocas se ha celebrado en la estimación, para significar que el mismo cuerpo que se comprometan a Ted que la tierra no debe perecer por completo, pero debe aumentar de nuevo. Y lo mismo se hubiera mantenido dentro de este reino, a condición de que la superstición, la idolatría, y todo lo que ha procedido de una opinión falsa, y por amor de ventaja, se puede evitar, como el canto de la misa, el placebo y canto, y todas las otras oraciones más o por los muertos, no sólo superfluo y vano, sino que también son la idolatría, y hacer repugn a las escrituras simples de Dios. Por simple que sea, que todo el mundo que muere sale bien en la fe de Cristo Jesús, o de lo contrario se aparta en incredulidad. Claro es, que los que salen en la verdadera fe de Cristo Jesús, descansarán de sus trabajos, y de la muerte [hacer] ir a la vida eterna, como por nuestro Maestro y por su apóstol nos enseña. Y a cualquiera que sale en la incredulidad o en incredulidad, no verá la vida, sino que la ira de Dios permanece sobre él. Y así, se dice que las oraciones por los muertos no sólo son superfluos y vanos, pero no expresamente repugn a las escrituras de los mismos manifiestos y veracidad.

 

Para evitar todos los inconvenientes, lo juzgamos mejor, que ni cantar ni estar leyendo en el entierro. Para cantadas y aunque las cosas pueden amonestar a leer algunos de los vivos para prepararse para la muerte, sin embargo, algunas personas se supersticiosas e ignorantes pensado alguna vez que las obras, el canto, o la lectura de los vivos y no pueden beneficiarse de los muertos. Y por lo tanto, nos parece más conveniente que los muertos serán conducidos al lugar de inhumación con alguna empresa honesta de la iglesia, sin que sea cantando o leyendo, sí, sin toda la tierra de la ceremonia usados ​​hasta ahora, aparte de que los muertos se asignen a los grave, con tal gravedad y sobriedad, como los que están presentes pueden parecen temer los juicios de Dios, y odiar el pecado, que es la causa de la muerte. [18]

 

Nosotros no ignoramos que algunos requieren un sermón en el entierro, o bien algunas partes de las Escrituras que se leen, para poner a los vivos en cuenta que son mortales, y que también se debe morir. Pero que esos hombres comprenden que los sermones que son hechas diariamente, sirven para tal uso, que si los hombres desprecian, la predicación de los sermones fúnebres y no se nutren superstición y una opinión falsa (como antes se dijo), que traerán a tal personas a cualquier consideración piadosa de su propia finca. Attour [Además], podrá optar por los ministros en su mayor parte se ocupaba en predicar sermones fúnebres, o de lo contrario tendrá que respecta a las personas, predicando en el entierro de los ricos y honorables, pero guardando silencio cuando los pobres o despreciado sale, y esto con seguridad de conciencia no pueden hacer los ministros. Porque, viendo que ante Dios no hay acepción de personas, y que pertenece por su ministerio a todos por igual, todo lo que quisieron hacer a los ricos, en relación con su ministerio, el mismo que están obligados a hacer a los más pobres a su cargo.

 

Con respecto a diversos inconvenientes, creemos que ni decoroso que la iglesia designó a la predicación y la administración de los sacramentos, se hizo un lugar de entierro, pero que algún otro secreto y lugar conveniente, acostado en el aire más libre, ser nombrado para ese uso, el lugar que debe estar bien amurallado y vallado alrededor, y llevado a tal uso únicamente.

 

Para la Reparación de Iglesias

 

No sea que la palabra de Dios, y ministerio de los sacramentos, la impropiedad del lugar vienen con desprecio, lo cual es necesario que las iglesias y los lugares donde la gente ha de reunirse en público con la expedición de ser reparado en puertas, ventanas, techo de paja, y dentro de estas preparaciones, ya que pertenece por así a la majestad de la Palabra de Dios como a la facilidad y comodidad de la gente. Y porque sabemos que la pereza del hombre en este nombre, y en todos los demás que no redunden en su bien privado, cargo estrecho y el mandamiento que se debe dar en un día determinado las reparaciones deben ser comenzado, y dentro de un día más, para ser colocado por sus honores, que estará terminado. Sanciones y sumas de dinero debe ser ordenado y sin perdón tomado de las contemners.

 

La reparación será de acuerdo a la posibilidad y el número de la iglesia. Cada iglesia debe tener puertas, ventanas cerradas de vidrio, paja o pizarra capaz de retener la lluvia, una campana para convocate el pueblo, un púlpito, un cuenco para el bautismo, y mesas para el ministerio de la Cena del Señor. En las iglesias mayores, y donde la congregación es grande en número, debe hacerse una reparación dentro de la iglesia para recibir la tranquila y cómoda de la gente: los ex penses que ser levantado en parte de la gente, y en parte de la teinds [los diezmos], a la consideración del ministerio.

 

Para castigo de los que profana los Sacramentos y hacer despreciar la Palabra de Dios, y Dare presumir Ministro ellos, no a los mismos legalmente llamados

 

Como Satanás nunca ha dejado desde el principio para sacar a la humanidad en una de las dos extremidades: a saber, que el hombre debe ser tan ciego con mirar a las criaturas visibles que, olvidando la causa por la que fueron ordenados, que atribuyó a ellos una virtud y poder que Dios no ha concedido a ellos, o bien que los hombres lo que deben despreciar y desprecian la ordenanza bendito de Dios y de las instituciones sagradas, como [si] que ni en el uso correcto de ellos estaban allí ningún beneficio, ni aún en su profanación estaban allí cualquier peligro, ya que sabia que decir, Satanás ha cegado la mayor parte de la humanidad desde el principio, así que no dudo que nosotros, pero que él se esforzará por continuar en su malicia hasta el fin. Nuestros ojos han visto, y en la actualidad se ve la experiencia de la una y de la otra. ¿Cuál era la opinión de la mayor parte de los hombres del sacramento del cuerpo y sangre de Cristo, en la oscuridad de la superstición, no es desconocido, ¿cómo se contemplaba, se arrodilló a, tener en procesión y, finalmente, adorado y honrado como el mismo Cristo Jesús . Y mientras Satanás entonces podría retener al hombre a que la idolatría condenable, él estaba tranquilo, como uno que poseía su reino de tinieblas pacíficamente. Pero desde que ha complacido a la misericordia de Dios para revelar al mundo ingrato a la luz de su palabra, el uso correcto y la administración de sus sacramentos, ensayos hombre sobre la parte contraria. Porque donde están (no hace mucho) los hombres de pie en tal admiración de ese ídolo en la Misa, que ninguno osó presumir de haber dicho la misa, pero la especie renunciado afeitado, los hombres marcaron la Bestia, algunos ya se atreven a ser tan audaz como, sin todo convocatoria, para ministrar (como supongo), los verdaderos sacramentos en las asambleas abiertas. Y algunos idiotas (aún más malvada y más descaradamente) se atreven falsificado en sus casas lo que los verdaderos ministros hacer en la congregación abierta, sino que presume (decimos) que lo haga en las casas sin temor, sin palabra predicada, y sin otro ministro, que de compañero a compañero. Este producto desprecio, sin duda, de la malicia y el arte de la serpiente que engañó al hombre en primer lugar, de la finalidad para desfigurar la gloria del evangelio de Cristo, y para que sus sacramentos bendecidas en un desprecio perpetuo. Y, además, sus honores pueden ver claramente con qué orgullo y terquedad en su mayor parte desprecian el evangelio de Cristo Jesús ofreció a vosotros, a quien si no que con fuerza y ​​firmeza ye resistir, nos referimos también el despreciador de manifiesto que el profanador de los sacramentos, seréis encontrarlos perniciosa enemigos antes de que sea largo. Y por lo tanto, en el nombre del Dios Eterno, y de Su Hijo Jesucristo, requerimos de sus honores que, sin demora, las leyes del Estrecho hacerse en contra de lo uno y lo otro.

 

No nos atrevemos a prescribir a usted qué sanciones se requerirá de los mismos. Pero esto no tememos afirmar, que el uno y el otro merecen la muerte, porque si el que hace falsificar el sello, suscripción, o una moneda de un rey se encuentra dignos de muerte, ¿qué vamos a pensar en lo que claramente es falsear la sellos de Cristo Jesús, el Príncipe de los reyes de la tierra? Si Darius pronunció un balk que [haz] debe ser tomado de la casa de aquel hombre, y él se colgó de ella, que se atrevió a intentar impedir la re-edificación del templo material, ¿qué diremos de los que despectivamente blasfemar contra Dios y manifiestamente obstaculizar el [espiritual] templo de Dios (que son las almas y los cuerpos de los elegidos) para ser purgados, por la verdadera predicación de Jesucristo, de la superstición y la idolatría condenable en la que han sido de largo se hundió y se mantiene cautivo? Si vosotros (como no lo quiera Dios) declaran a sí mismos descuidado sobre la verdadera religión, Dios no va a sufrir su negligencia en la impunidad. Y por lo tanto, más intensamente se requiere, que las leyes del Estrecho se puede hacer en contra de los rebeldes contemners de Cristo Jesús, y contra los que se atreven a presumir de su ministro de los sacramentos, no ordenada llamado a ese oficio, no sea que, si bien no hay ninguno resultó impiedad gainstand , la ira de Dios se encendió contra el todo.

 

Los sacerdotes papista no tienen ni poder ni autoridad para administrar los sacramentos de Cristo Jesús, porque en su boca no es el sermón de exhortación. Y, por lo tanto, para ellos debe ser la inhibición estrecho, a pesar de cualquier usurpación que se han tenido en cuenta que en el momento de la ceguera. No es ni el recorte de sus coronas, el cruce de los dedos, ni el sonido de los perros mudos llamados los obispos, ni aún la imposición de las manos, que los convierte en verdaderos ministros de Cristo Jesús. Pero el Espíritu de Dios interiormente primero mover los corazones para buscar la gloria de Cristo y el beneficio de su iglesia, y posteriormente al nombramiento de las personas, el examen de los sabios, y la admisión pública (como antes se dijo), hacen ministros hombres legítimos de la palabra y los sacramentos. Se habla de una vocación común, donde las iglesias han reformado, o al menos tienden a la reforma, y ​​no de lo que es extraordinario, cuando Dios por sí mismo, y por su único poder, levanta al ministerio como mejor complaciendo a su sabiduría.

 

La Conclusión

 

Así tenemos que, en estas pocas cabezas, que se ofrecen a vuestros honores nuestros juicios, según como se nos ordenó, tocando la reforma de las cosas que hasta ahora han sido abusados ​​por completo en este papado maldito. No dudamos, pero algunas de nuestras peticiones serán parecer extraño a ti a primera vista. Pero si sus sabidurías profundamente consideramos que debemos responder no sólo a los hombres, sino también ante el trono del Eterno Dios y de su Hijo Jesucristo, por el consejo que le damos en este asunto tan grave, sus honores fácilmente considerará , que más seguro es a nosotros a caer en el desagrado de todos los hombres en la tierra, que ofender la majestad de Dios, cuya justicia no puede sufrir aduladores y engañoso consejeros impunes.

 

Que requieren la iglesia para ser puesto en libertad de manera que ella no se ve obligado a alimentar estómagos ociosos, ni aún para sostener la tiranía que hasta ahora por la violencia se ha mantenido, sabemos ofenderá a muchos. Pero si debemos guardar silencio presente, estamos más seguros de ofender a los justos y los justos a Dios, que por boca de su apóstol ha pronunciado esta frase: El que no laboureth, que tampoco coma [2 Tes. 3:10]. Si en este nombre, o en cualquier otro, exigir o solicitar a cualquier cosa [otros] que por mandamiento expresa de Dios, por la equidad y vosotros la buena conciencia están obligados a conceder, nótese, y después repudiado, pero si necesitamos nada que Dios requiere no también, que sus honores mirad cómo os gainstand la carga de aquel cuya mano y el castigo, no podréis escapar.

 

Si el afecto ciego y no te lleva a tener respeto para el sustento de esas tus amigos carnales, que tiránicamente han empired por encima del rebaño pobres de Cristo Jesús, que el celo de la gloria de Dios provoca y le ayuda a configurar su iglesia oprimidos en la libertad y la libertad , tememos sus castigos fuertes y repentinos, y que la gloria y el honor de esta empresa se reservará a los demás.

 

Y sin embargo, será esta nuestra sentencia atenerse a las siguientes generaciones para un monumento y testimonio, qué amor Dios te ha llamado y este reino al arrepentimiento, ¿qué consejeros Dios envió a vosotros, y cómo os [ha] utilizó la misma. Si habéis oído obediente a Dios ahora llamar, no dudo que él os escuchará en su mayor necesidad. Pero si, a raíz de sus juicios de corrupción propia, vosotros despreciar su voz y su vocación, estamos seguros de que su iniquidad anterior, y la ingratitud presente, conjuntamente antoja justo castigo de Dios, que no mucho tiempo puede retrasar la ejecución de sus más justas sentencias, cuando, después de muchos delitos y ceguera largo, la gracia y la misericordia se ofrecen desdeñosamente rechazada.

 

Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, por el poder de su Espíritu Santo, para iluminar sus corazones para que podáis claramente puede ver lo que es agradable y aceptable en su presencia, por lo inclinamos lo mismo a su obediencia para que podáis preferir su voluntad revelada a vuestro propio corazón, y así a fortalecer el espíritu de fortaleza que con valentía seáis castigar el vicio y la virtud mantener dentro de este reino, para alabanza y gloria de su santo nombre, a la comodidad y la seguridad de sus propias conciencias, y el consuelo y el buen ejemplo de los siguientes posteridades. Amen. Que así sea.

 

By your honours’ Most humble Servants, etc.

 

From Edinburgh, the 20 of May 1560

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s