El Directorio para el Culto Familiar 1647

El Directorio para el Culto Familiar

Asamblea en Edimburgo, 24 de agosto de 1647, la Sesión 10.

Ley para la observación de las instrucciones de la Asamblea General de Culto secreto y privado, y la edificación mutua, y censurar tales como abandono familiar culto.

La Asamblea General, después de madura deliberación, ¿la aprobación de las siguientes reglas y directrices para estimar a la piedad, y la prevención de la división y el cisma, y ​​doth nombrar ministros y ancianos gobernantes en cada congregación que tener especial cuidado de que estas Direcciones ser observados y seguidos, como asimismo, que presbiterios y sínodos provinciales indagar y hacer prueba de si dicha llegar ser debidamente observado en sus límites, y para reprender o censura (de acuerdo a la calidad de la infracción), tal como se ha encontrado para ser reprochable o censurable en el mismo. Y, a fin de que estas instrucciones no puede volverse ineficaz y poco rentable entre algunos, por el descuido habitual de la sustancia misma del derecho de familia, el culto, la Asamblea también doth requieren y nombrar ministros y ancianos gobernantes para hacer la búsqueda diligente y investigación, en las congregaciones encomendadas a su cargo, respectivamente, sea que haya entre ellas alguna familia o familias que utilizan a descuidar este deber sea necesario, y si alguna de estas familias se encuentran, el jefe de la familia es primero ser adminished privado a modificar su culpa, y, en caso de su continua en el mismo, ha de ser grave y tristemente reprendido por la sesión, después de que la reprensión, si se encuentra todavía a descuidar el culto familiar, sea, por su obstinación en tal delito, suspendido y excluido de la cena del Señor, por ser justamente estimado digno de comunicarse en el mismo, hasta que se modifique.

Instrucciones de la Asamblea General, con respecto a adoración secreta y privada, y la edificación mutua, por estimar a la Piedad, para mantener la unidad y evitar el cisma y división.

Además del culto público en las congregaciones, misericordiosamente establecidas en esta tierra en una gran pureza, es conveniente y necesario que el culto secreto de cada persona por sí sola, y el culto privado de las familias, se presiona y se estableció, que, con la reforma nacional, la profesión y poder de la divinidad, tanto personal como nacional, ya sea avanzado.

  1. Y en primer lugar, para el culto secreto, es más necesario que cada uno por sí, y por sí mismos, darse a la oración y la meditación, el inefable beneficio de lo cual es el más conocido para los que están más en el mismo ejercicio, siendo este el medio por el cual, en de manera especial, la comunión con Dios es entretenido, y la preparación adecuada para todos los demás derechos obtenidos: por lo que no conviene que los pastores solamente, dentro de sus varios cargos, para presionar a personas de todo tipo para llevar a cabo esta mañana el deber y la noche, y en otras ocasiones , pero también le corresponde al jefe de cada familia a tener un cuidado, que tanto ellos mismos, y todo ello en su cargo, ser diligente en este documento todos los días.
  2. Los deberes ordinarios comprendidos bajo el ejercicio de la piedad que debe estar en las familias, cuando son convocados en este sentido, son las siguientes: Primera Oración y alabanzas a cabo con una referencia especial, así como a la condición pública de la iglesia de Dios, y esta reino, como en el presente caso de la familia, y todos los miembros del mismo. A continuación, la lectura de las Escrituras, con la catequesis de un modo claro, que las interpretaciones de la más simple puede ser la mejor permitido lucro bajo las ordenanzas públicas, e hicieron más capaces de entender las Escrituras cuando se leen, junto con las conferencias piadosos que tiende a la edificación de todos los miembros de la santísima fe: como también, la amonestación y reprensión, en razones justas, de los que tienen autoridad en la familia.
  3. A medida que la carga y la oficina de la interpretación de las Sagradas Escrituras es una parte de la vocación ministerial, que ninguno (aunque calificada de otro modo) debe tomar sobre él en cualquier lugar, sino el que es llamado debidamente en ello por Dios y su Iglesia, de modo que en todas las familias donde hay alguna que puede leer, las Sagradas Escrituras deben leerse normalmente a la familia, y es digno de elogio, que a partir de entonces que confieren, y por medio de la conferencia de hacer un buen uso de lo que ha sido leído y oído. Como, por ejemplo, si los hubiere pecado sea reprendido en la lectura de textos, se puede hacer uso de los mismos para que toda la familia prudente y vigilante contra el mismo, o si cualquier juicio verse amenazada, ni se menciona que se han causado, en la parte de escritura que se lee, se puede hacer uso para hacer todo el miedo no sea que la misma familia o de una sentencia peor que ocurrirá, a menos que se tenga cuidado con el pecado que la adquirió, y, por último, si los hubiere deber ser necesaria, o la comodidad mantenía de una una promesa, se puede hacer uso para despertar a sí mismos a Cristo para emplear la fuerza para que puedan por hacer el deber mandado, y aplicar la comodidad que ofrece. En todo lo que el amo de la familia es tener a la mano el jefe, y cualquier miembro de la familia puede propone una pregunta o duda para su resolución.
  4. El jefe de la familia es cuidar de que nadie de la familia se retire de cualquier parte de la familia de la adoración, y, al ver el cumplimiento ordinario de todas las partes de Mía es la familia la adoración propiamente a la cabeza de la familia, el ministro es para provocar tal como son perezosos, y entrenar a los que son débiles, a un gimnasio a estos ejercicios, sino que es siempre libre para personas de calidad para entretener a un aprobado por el presbiterio para realizar familia-ejercicio. Y en otras familias, donde el jefe de la familia no está en condiciones, que sí, que reside permanentemente en la familia, aprobado por el ministro y la sesión, se puede emplear en ese servicio, en el que el ministro y la sesión deben ser contable al presbiterio. Y si un ministro, por la divina Providencia, puede llevar a cualquier familia, es indispensable que en ningún momento se convoque a una parte de la familia para el culto, recluirse el resto, salvo en casos singulares, especialmente en relación con estos partidos, que (en la prudencia cristiana ) no necesita, o no deben, ser impartida a otros.
  5. Que nadie ocioso, quien tiene ninguna vocación particular o persona vagabundo con el pretexto de una vocación, que sufrió para realizar la adoración en familia, o para el mismo, viendo las personas contaminadas con errores, o el objetivo de la división, podría estar listo (después de que manera) a meten en las casas y llevan cautivas a las almas tontas e inestable.
  6. En la familia adoración, una atención especial se tendrán en cuenta que cada familia a mantener por sí mismos, ni exigir, invitar, ni admisión de personas de diversas familias, a no ser aquellos que se presentan ante ellos, o en las comidas, o de otra manera con ellos sobre algún motivo legal.
  7. Pese a todo han sido los efectos y frutos de las reuniones de personas de diversas familias en los tiempos de corrupción o problemas, (en el que las cosas muchos casos son encomiables, que de otro modo no son tolerables), sin embargo, cuando Dios nos ha bendecido con la paz y la pureza de el evangelio, esas reuniones de personas de diversas familias (excepto en los casos mencionados en estas instrucciones) deben ser rechazados, ya que tiende a la obstaculización del ejercicio religioso de cada familia por sí misma, en perjuicio del ministerio público, a la rasgadura de las familias de las congregaciones particulares, y (en el progreso del tiempo) de toda iglesia. Además de muchos delitos que pueden provenir tanto, a la dureza de los corazones de los hombres carnales, y el dolor de los justos.
  8. En el día del Señor, después de cada una de las familias separadas, y toda la familia juntos, han buscado al Señor (en cuyas manos la preparación de los corazones de los hombres son) para hacerlos aptos para el culto público, y para bendecir a ellos las ordenanzas públicas , el maestro de la familia debe tener cuidado de que todo dentro de su reparación gratuita para el culto público, que él y que pueden unirse con el resto de la congregación, el culto público que se haya terminado, después de la oración, debe tomar en cuenta lo que un que han oído, y después de eso, para pasar el resto del tiempo que se puede ahorrar en el catecismo, y en las conferencias espirituales de la Palabra de Dios, o de lo contrario (que va aparte) que deben dirigirse directamente a la lectura, la meditación y la oración secreta , para que puedan confirmar y aumentar su comunión con Dios, para que así el beneficio que se encontraban en las ordenanzas públicas puede ser apreciado y promoved, y más edificados para vida eterna.
  9. Tantos como pueda concebir la oración, debemos hacer uso de ese don de Dios, aunque los que son groseros y más débil puede comenzar en una forma establecida de la oración, sino para no ser lento en avivar en sí mismos (de acuerdo con su diario necesidades) el espíritu de oración, que se da a todos los hijos de Dios en alguna medida: para lo cual, deben ser más ferviente y frecuente en la oración secreta a Dios, para permitir que sus corazones para concebir, y la lengua para expresa, los deseos convenientes a Dios por su familia. Y, mientras tanto, por su estímulo mayor, dejen que estos materiales de oración que meditar, e hizo uso de, como sigue.

    “Vamos a confesarlos a Dios cuán indignos que están por venir en su presencia, y como no apto para adorar a Su Majestad, y por lo tanto fervor le pido a Dios el espíritu de oración. 
    “Ellos van a confesar sus pecados, y los pecados de la familia, acusar, juzgar y condenar a sí mismos por ellos, hasta que aportan sus almas en cierta medida de verdadera humillación. 
    “Ellos van a derramar su alma a Dios, en el nombre de Cristo, por el Espíritu, para el perdón de los pecados, la gracia de arrepentirse, creer y vivir sobria, justa y piadosamente, y que puedan servir a Dios con gozo y deleite, caminando delante de él. 
    “Son para dar gracias a Dios por sus muchas misericordias para su pueblo y para sí mismos, y sobre todo por su amor a Cristo y por la luz del Evangelio. 
    “Ellos van a orar por estos beneficios particulares, espirituales y temporales, tal y como están en necesidad de la época, (ya sea por la mañana o por la noche), como la salud o la enfermedad anent, la prosperidad o la adversidad. 
    “Ellos deben orar por la iglesia de Cristo en general, para todos los Kirks reformados, y para esta iglesia en particular, y para todos los que sufren por el nombre de Cristo, porque todos nuestros superiores, el rey de la majestad, la reina, y sus hijos, para los magistrados, ministros, y todo el cuerpo de la congregación de lo cual son miembros, además de por sus vecinos ausentes en sus asuntos legales, como para los que están en casa. 
    “La oración se puede cerrar con un ferviente deseo de que Dios sea glorificado en la venida del reino de su Hijo, y al hacer de su voluntad, y con la seguridad de que ellos mismos son aceptadas, y lo que han pedido conforme a su voluntad deberá por hacer “.

  10. Estos ejercicios deben realizarse en gran sinceridad, sin demora, dejando a un lado todos los ejercicios de los negocios mundanos o impedimentos, no obstante las burlas de los ateos y los hombres profanos, con respecto a la gran misericordia de Dios a esta tierra, y de sus correcciones severas con que últimamente él ha ejercido nosotros. Y, en este sentido, las personas de eminencia (y todos los ancianos de la iglesia) no sólo debe despertar a sí mismos y sus familias en la presente diligencia, sino también para concurrir eficazmente, que en todas las otras familias, en las que tienen el poder y la carga, dijo ejercicios ser conscionably realizado.
  11. Además de los deberes ordinarios de las familias, que son mencionados, derechos extraordinarios, tanto de la humillación y la acción de gracias, deben ser cuidadosamente realizada en las familias, cuando el Señor, en ocasiones de carácter extraordinario (privada o pública), llama por ellos.
  12. Al ver la palabra de Dios exige que debemos tener en cuenta unos a los otros, para estimularnos al amor ya las buenas obras, por lo tanto, en todo momento, y especialmente en este tiempo, en el que abunda la blasfemia, y burladores, andando según sus propias concupiscencias, parece cosa extraña que otros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y cada miembro de esta iglesia debe despertar a sí mismos y unos a otros, a los deberes de edificación mutua, por instrucción, amonestación, reprensión, exhortándonos a manifestar la gracia de Dios en renunciando a la impiedad ya los deseos mundanos, ya vivir piadosa, sobria y piadosamente en este mundo presente, confortando a los débiles mentales, y orando con y por los demás. ¿Qué tareas son, respectivamente, a llevarse a cabo en ocasiones especiales ofrecidos por la Divina Providencia, como, a saber, cuando en virtud de cualquier calamidad, cruz, o gran dificultad, consejo o consuelo requerido, o cuando un delincuente ha de ser reclamado por la amonestación privada, y si que no sea eficaz, uniéndose a uno o dos más en la advertencia, de acuerdo con la regla de Cristo, que en boca de dos o tres testigos cada palabra establecida.
  13. Y, debido a que no se da a cada uno para hablar en sazón palabra al cansado o una conciencia angustiada, es conveniente que una persona (en este caso) al no encontrar la facilidad, después de que el uso de todos los medios ordinarios, privado y público o tengan su domicilio a su propio pastor, o alguna experiencia cristiana: pero si la persona preocupada en conciencia ser de esa condición, o de que el sexo, que la discreción, el pudor o miedo al escándalo, requireth un piadoso, grave y secreto amigo para estar presente con ellos en su discurso, dijo, es conveniente que un amigo esté presente.
  14. Cuando las personas de diversas familias se reúnen por la Divina Providencia, estando en el extranjero sobre sus vocaciones particulares, o cualquier ocasiones necesarias, ya que tendríamos al Señor su Dios con ellos dondequiera que vayan, debemos caminar con Dios, y no descuidar los deberes de la atención de la oración y acción de gracias, pero considerar que la misma se realiza por ejemplo, la empresa deberá juzgar los más aptos. Y que también mirad que no corrompida salga de la boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.

La deriva y el alcance de todas estas direcciones no es otro, sino que, en parte, el poder y la práctica de la piedad, de entre todos los ministros y los miembros de esta iglesia, de acuerdo a sus diferentes lugares y vocaciones, puede ser apreciada y avanzado , y todo impiedad y burlándose de los ejercicios religiosos suprimidos, y, a la otra parte, que, bajo el nombre y pretexto de ejercicios religiosos ninguna de las reuniones o prácticas permitidas ser, como lo son propensos a error raza, el escándalo, el cisma, el desprecio, o misregard de las ordenanzas públicas y ministros, o el abandono de los deberes de los llamamientos particulares, o esos otros males como son las obras, no del Espíritu, sino de la carne, y se oponen a la verdad y la paz.

A. Ker

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s