Nuestro Patrimonio Presbiteriano

Trad. Por Eduardo Algeciras

Nuestro Patrimonio  Presbiteriano

The  Presbyterian

Como Iglesia somos pequeños en número en comparación con los demás. Muchos en la vida religiosa del mundo nunca ha oído hablar de nosotros, y de los que saben de nuestra existencia son pocos los que entienden nuestra posición. Hemos sido tergiversados y mal entendidos por lo que para muchos no somos más que “el desecho de todos”. En vista de esto, no tienen hacia nosotros una perspectiva muy brillante desde el punto de vista de favor mundano, más nosotros  tenemos una herencia inestimable, un patrimonio que debemos hacer todo lo posible para transmitir a las generaciones venideras sin mácula.

Nuestro Patrimonio Presbiteriano

En nuestra herencia presbiteriana  hay una Biblia abierta y una Biblia entera en eso. El credo de la Iglesia es que la Biblia es inspirada, e infalible  Palabra del único  Dios vivo, y que es la única regla para mostrarnos cómo hemos de glorificar a Dios y gozar de él. No tenemos ningún lugar de la Biblia mutilada, y nunca hemos  aceptado  las opiniones de los hombres como guías para decirnos lo que es la Palabra de Dios y lo que no lo es. No es coherente con nuestra herencia para enseñar como doctrinas, mandamientos de hombres, o para hacer que nuestro pueblo siga servilmente lo que está edificado sobre el fundamento de la arena y la especulación.

Es nuestra herencia el evangelio completo que presenta la SOLA BIBLIA, que hace hincapié en la ruina del hombre por la naturaleza caída de Adán, y la redención exclusiva a pocos mediante la sangre de Cristo  en  la obra regeneradora del Espíritu Santo. En la predicación de este evangelio esta la   declaración de todo el consejo de Dios con respecto a la miseria de todos los que menosprecian el consejo Biblico glorioso previsto para  reunirse con el hombre que está en condición de  perdido y arruinado, y con respecto a la gloria indescriptible de todos los son incorporados a este  único remedio. Dónde está esta predicación fielmente hecha hay toda  la gloria de Dios y el bien de las almas inmortales. No hay demagogia con los deseos de la carne,  ni supresión de la Verdad por temor a los hombres y mujeres aunque se  desagraden por  ser importantes en su propia estimación. El predicador es guiado  muy bien conforme Escritura dice, para que en su conciencia esté presente que siempre está  ante la presencia  del  Dios a quien  rinde cuentas, para cuando ora a EL.  Asi el Predicador anda  alegrado en el  temblor  que él debe dejar como buen soldado de Jesucristo trás su peregrinaje acompañado por Dios. Asi está puesta  la vista en la gloria de Dios, lo cual ha sido  que siempre a  ocasionado  que los predicadores,  prediquen  cada vez como si fuera la última vez en la tierra.  Es asi que no se trata de una pequeña parte  nuestra herencia como iglesia para  los verdaderos  predicadores.

En nuestro patrimonio hay una separación de lo precioso y de lo vil lo que se refiere a la profesión de la religión. y las Kirk-sesiones han sido a lo largo de toda la historia de la  Iglesia para ese  ejercicio de  el examen de los que tratan de participar de los sacramentos. Es así que esto debe ser así, porque de lo contrario muchos de ellos con una audacia que no es de la gracia tratarían de  hacer conforme a su opinión. Las Kirk sesiones cumplen con su deber al respecto, porque  el oficio de  cada ministro antes  de el   dispensar el sacramento de la Santa Cena del Señor,  hace  lo que popularmente se llama “cercar la mesa”. Esto siempre se ha hecho en la Iglesia de Escocia en sus mejores días. y fue ratificada para el resto del Presbiterianismo en el Directorio para el Culto Público acordada tanto por la Asamblea General de la Iglesia de Escocia y por el Parlamento de Escocia.

En relación con este orden se ha leído que : “Después, (el ministro), en el nombre de Cristo, para advertir a todos los que son ignorantes, escandaloso, profanos, o que vivan en cualquier pecado o lesión de su conocimiento o conciencia, o que presumen la imposibilidad de no llegar a esa santa mesa; se les muestra que el que come y bebe indignamente, come y bebe juicio para sí mismo: 1 Cor 11:27-29.

Este valioso patrimonio es un gran costo. Se entregó a nosotros a costa de mucho trabajo, sudor y sangre. Para ver la verdad de esto, no es necesario ir más allá de la tierra de Escocia Presbiteriana. Pues ¿Quién no ha oído hablar de John Knox, Wishart George, Andrew Melville,  y muchos otros demasiado numerosos para ser mencionados? Su vida y sus luchas a favor de la verdadera religión está ligada a la historia de Escocia, de tal manera que nadie puede leer la historia de Escocia sin darse cuenta del importante papel que jugaron en la entrega a nosotros de nuestra herencia Cristiana. Esta es la razón por la que Romanistas y ProRomanistas como el Gobierno  Inglés están haciendo todo lo posible para falsificar la historia escocesa, e Irlandesa, lanzando un insulto a la memoria de los testigos de Dios, que EL ha  honrado con la verdad. Sin embargo   suficientes defensores de los Reformadores y Covenanters, no cesan de mostrar sus apariciones. Durante gran parte del trabajo sudor y sangre con que fueron capaces de entregar una herencia inestimable,  al hacerlo, los Reformadores sacudieron los cimientos del Papismo de Roma, como de cualquier otra secta. De ahí la asiduidad de los emisarios de esas organizaciones  apóstatas en sus esfuerzos por poner en entredicho a nuestros Reformadores.

No sólo nuestro patrimonio Presbiteriano inicial es demasiado costosos   en la Primera y Segunda Reforma, sino  también muy necesaria fué para la no complacencia al periódo de la  “interrupción” de 1842.

 El deber del magistrado civil consiste en proteger a la Iglesia de Dios y no para arrogarse  mediante secularidad o Arminianismo ninguno de los poderes que pertenecen a la Iglesia del Estado que es Biblica, La historia de la Iglesia de Escocia, puede decirse que es una larga serie de conflictos en este mismo punto. La Iglesia  ha tenido un Estado que la defiende del sectarismo liberal y secular y separatista, asi como de diversas teorias que han pretendido levantarse en distintas cabezas  en diferentes sectores tanto de fuera de la Iglesia como de dentro, como en todo han surgido generaciones y temporadas en que  pretendiendo asolar la Iglesia  se han levantado para imponer sus caprichos como  también Bibllcos basados en la herencia y Patrimonio Presbiteriano clásico  para no permitir tales.

Review The  Presbyterian,  1941

Blessreformed@yahoo.es

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s