SINODOS HUGONOTES O (SINODOS DEL DESIERTO)

BREVE  RESEÑA  DE LOS  SINODOS DEL  DESIERTO  Trad. Por  Eduardo Algeciras 

El sínodo de Montèzes (1715)
El Primer  sínodo nacional (1726)
En Segundo sínodo nacional (1727)
El Tercer Sínodo Nacional  (1730)
Los últimos  sínodos del  desierto

Durante todo el período en el que el ejercicio de la religión protestante fue prohibida en Francia, surgieron  como en todos los tiempos ha sucedido; unos individuos con cultos clandestinos (que abusaron  en los contextos de  las  asambleas del desierto en días de persecución), tales  se reproducían  en muchas áreas, especialmente en el  sur. Reuniones  ilegales  como si fueran  sínodos se llevaban  a cabo con regularidad, por  vocerío de  los que interpretaban a su manera  sin Bíblia Sola y  según sus sentimientos  en reacción a la persecución Papal. Esto lo hacían  cabecillas laicos según acordaban  desde  su parecer juntos, hacia  sus familias, vecinos  y amigos, comenzando asi  primero en el ámbito provincial.

Desde 1726, los llamados sínodos nacionales se reunieron  precisamente para que los  delegados Ministros de algunas provincias. Restaurasen  la disciplina original de la Iglesia Reformada Francesa  y  se diera  un alto determinante  alto  a la superstición del  profetismo laicista.

El sínodo de Montèzes (1715)

  • En primer sínodo de la Desert Montèzes grabado Samuel Bastide
    En primer sínodo Hugonote Du Desert Montèzes (grabado Samuel Bastide © Museo del Desierto)

24 de agosto 1715, una reunión  de  (4 Ministros y 5  Pastores  Predicadores y  algunos  de los laicos “clock´s) ) tuvo lugar en la aldea de Montèzes (Gard). Más tarde, se le dio el nombre Sínodo de Montèzes esta reunión porque era decisivo para el futuro de las Iglesias Reformadas. Ella intentaba regular las  supersticiosas asambleas  del Desierto y silenciar a los profetas. Un predicador joven, llamado  Antoine Court, presidió  el Primer Sínodo Hugonote.

La medida más importante era la restauración de los Ancianos debidamente  ordenados y  conformados  de acuerdo a la  doctrina sana  y disciplina de la Iglesia Reformada Francesa.

Estos primero fueron responsable de convocar a las reuniones, para proveer  remuneraciones  a los  predicadores y guías seguras para  hacer colectas para los pobres.

Entre los predicadores estaban:  Jean Huc, predicador, ex-tropa   de la camisard Rolland, y Jean Vesson, un antiguo  supersticioso profeta, y Pierre Durand, hermano de  Marie Durand.

Después de esta reunión Montèzes varios Sínodos Provinciales  fueron convocados y se reúnieron  en 1717, 1718, 1720, 1721.

El primer sínodo nacional (1726)

En el período posterior a la revocación del Edicto de Nantes, el primer Sínodo Hugonote, llamado nacional,  reunió a delegados Ministros de las tres provincias, destacandose  la de  Vivarais en 1726. En la que participaron Jacques Roger (1665-1745) pastor en  Dauphiné, Pierre Cortiez, (1683-1767) ex camisard; el Rev. Antoine Court (1695-1760) y  Pierre Cortiez.

Jacques Roger fue  moderador. Este sínodo  continuó  el  preciso Reformado  rechazo y abolición  a  las  supersticiones de soñadores de   profecías  y comenzando a predicar  especialmente a  las mujeres  se Restauró la organización tradicional de la  Iglesia Reformada, tal como había sido   edificado por Calvino y los Reformadores  conforme lo confirman sus  documentos.  Roger predicó rechazar cualquier rebelión o  expresión de voluntarismo Anarquísta contra el rey, debido a que se contaba con el espacio de acercarse a la ley y al rey para efectuar arreglos que se fueran requeridos, porque el propósito era dar continuidad y vigencia a  los acuerdos  que   constituían la voluntad de los implicados en francia.

En segundo sínodo nacional (1727)

Este segundo Sínodo Hugonote nacional  fué en  Dauphiné con los mismos  ministros, cinco y treinta y cinco proponentes Ancianos. Establece una junta especial que atiende a los asuntos urgentes entre varios de los  sínodos. Se restaura el cargo de “miembro  general “,  que no se estaría  bajo  el  rey de Francia  según los términos  injustos del Edicto de Nantes, sino  según bajo los principios que compartían  los príncipes y los países protestantes. Cada miembro  de la Iglesia de Francia sería responsable de apelar contra abusos ante la corte de Francia, esto fué necesario  para cuando la persecución se hizo demasiado opresiva  y para cuando  hubo la necesidad  de  solicitar subsidios para ayudar a las iglesias del desierto y también para el seminario en Lausana  que conformaban la Iglesia del Estado, recientemente organizada nuevamente  para garantizar también formar a los futuros pastores del Desierto.

Este cargo se confía a Benjamin Duplan, que viajará a Europa para buscar ayuda para las  “iglesias bajo la cruz Hugonote INSIGNIA” 

Tercer Sínodo Nacional 1730

En 1730 tiene lugar el tercer Sínodo Hugonote nacional fué en  Vivarais . El moderador  es Pierre Durand. Este Sínodo fija el nombramiento de ministros que se dedican al Pastorado Calvinista  fuera de Francia, y que requieren ser admitidos en un sínodo provincial.

 

LOS ULTIMOS SÍNODOS DEL DESIERTO

 

En 1744 tiene lugar el cuarto sínodo nacional Hugonote Lédignan (Gard). En el cual Por primera vez, asisten   miembros de Saintonge, Poitou y Normandía. El Rev. Antoine Court, con sede en Lausana, regresa para este sínodo. El moderador es el Rev.=reverendo Michel Viala quien se desempeño sus labores  de Apacentamiento  a la Grey  en el condado de Foix, la Central Calvinista de  Montauban y Poitou.

En el Sínodo renueva su lealtad al rey Luis XV. Incluso se dice que fué conocido  que el rey estaba gravemente enfermo en Metz, por lo cual la reunión Sinodal se puso de rodillas para orar por su recuperación y orientación a su alma.

En 1748 se llevó a cabo el quinto sínodo nacional Hugonote en Vivarais. El moderador es un ex seminarista de Lausana, conocido como el Rev. Pierre Peyrot, pastor Vivarais. El sínodo era para prohíbir  explícitamente los bautismos y matrimonios Papistas, bajo pena de excomunión por traición a la fé Biblica. Los pastores du Desert mantendrían  registros de bautismo y matrimonio para  registro del país.

El próximo Sínodo tiene lugar sólo en 1756 debido a la reanudación de la persecución. De acuerdo con un memorando adjunto a las actas, se cuentan en 1756:  a 48 pastores, y en el mismo  año  a 18 solicitantes, 4 de ellos  estudiantes en el seminario en Lausana. Este sínodo Hugonote examinó  las remuneraciones  a los  pastores  en  ejercicio e instó  a los presbiterios  de usar honorarios  para los pastores Ancianos  hasta  de 400 libras por año.

  • Selle el último Sínodo del Desierto
    Sello del último sínodo © Museo del desierto

1758 ocupó el séptimo Sínodo  nacional Hugonote, en la región de Cévennes, el  moderador fué  Rev.  Paul Eabaut (1718-1794). Constituído   con 14 ministros y 12 Ancianos  organizaron  una petición al rey

En 1763 se celebró el  octavo y último  sínodo nacional  Hugonote del desierto  en el Bajo Languedoc, con  el moderador Paul Eabaut. Este sínodo busca promover la unión de las Iglesias Reformadas y la solidaridad entre ellos una vez suprimidos  los misticismo carismáticos y supersticiosos de los “clock´s”. Así se Restauraron   ministros itinerantes a las provincias bajo la Regulación  de un mimo Principio Regulador  de Culto  para todo el Presbiterianismo Francés, para  diferenciar  de las clandestinas y conventículas  reuniones  que defendían con  regularidad los  de carácter Nonconformist y supersticioso carismático.

ELICE G., Historia de los sínodos nacionales, Ed Grassart, París, 1864, Volumen 1

Blessreformed@yahoo.es

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s